Dos detenidos en Torrent por defraudar más de 16.000 euros en la compra de móviles de alta gama

0
228

policia-nacionalo_thumb

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Torrent a una hombre y una mujer de 27 y 36 años, respectivamente, de origen español, como presuntos autores de los delitos de estafa, usurpación de estado civil, receptación y falsificación documental.

Según fuentes de la Policía Nacional, al parecer la mujer empleada de una tienda de telefonía daba de alta líneas de teléfono a nombre de otras con la ayuda de un varón que le proporcionaba documentación extraviada o sustraída, beneficiándose de los terminales nuevos de gama alta. Hasta la fecha, los investigadores han localizado a 15 víctimas en Valencia, Burjassot, Puçol incluso en Ibiza, cuyo importe de lo defraudado asciende a más de 16.000 euros, correspondiendo 36 terminales de alta gama.

Los investigaciones se iniciaron a mediados de junio ya que al parecer una compañía de teléfonos le reclamaba a una persona   23, 10 euros en concepto de un alta de un terminal nuevo sin que tuviera conocimiento de esa alta. Posteriormente se comprobó que  esta misma persona tenía hasta tres altas que supuestamente se había firmado con la compañía, sin tener ningún tipo de contrato, y sin su consentimiento.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que las altas de los terminales nuevos se estaban realizando desde una distribuidora de telefonía nacional que se dedicaba a la venta de terminales móviles y altas de líneas en la provincia de Valencia y Alicante.

También los agentes tuvieron conocimiento  que había una denuncia contra una persona empleada en el mes de junio, la cual habría realizado otros contratos de manera fraudulenta a tres personas residentes en Valencia y Castellón.

Los investigadores comprobaron que esta persona, empleada de la tienda de telefonía, utilizaba la documentación que un varón le facilitaba, toda ella de procedencia ilícita, bien por extravio o por sustracción,   para dar de alta una línea o incluso varias a la misma persona y así adquirir  teléfonos de gama alta que la línea proporcionaba. Una vez tramitada el alta, el varón recogía los terminales para su posterior venta.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías detuvieron a la mujer y al hombre como presuntos autores de los delitos de estafa, usurpación de estado civil, receptación y falsificación documental. La cantidad defraudada hasta ahora asciende a  más de 16.000 euros, correspondiente a 36 terminales de alta gama.

La mujer sin antecedentes policiales, fue puesta en libertad tras ser oída en declaración, no sin antes ser advertida de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuesen requeridos mientras que el varón, con antecedentes policiales, fue puesto a disposición judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here