Dimite la número dos del Gobierno municipal por “desavenencias” sobre el ERE y el Plan General

0
91

La hasta ahora primera teniente de alcalde, portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Alboraya y secretaria general del PP local, Carmen Peris, ha presentado su dimisión de todos sus cargos y su baja del partido por diferencias con el alcalde y presidente del PP local, Manuel Álvaro, al que acusa de mantener una relación laboral con una empresa privada que ha mantenido relaciones con la mercantil municipal EGUSA.
Las desavenencias de Peris con el alcalde tienen que ver con su gestión en dos temas clave de esta legislatura como son la renovación del Plan General y la propuesta de ERE que afecta a una treintena de desempleados, además de su vinculación con la empresa privada que mantuvo “importantes” relaciones con la EGUSA, sociedad pública del Consistorio.

De hecho, la número dos ya evidenció la división del partido cuando presentó su candidatura para encabezar la lista del PP en las próximas elecciones municipales. Según publicó algún medio de comunicación, la reunión que debía elegir el candidato estuvo marcada por las presiones ejercidas por el PP provincial con el secretario de Organización a la cabeza, Juan José Medina, compañero de Álvaro en la Diputación de Valencia.

Aunque desde el PP se negó cualquier presión a favor del alcalde, lo cierto es que el Comité Electoral de Alboraya, dejó en manos de su homólogo regional la decisión de elegir el candidato y ello, a pesar de que Carmen Peris retiró su candidatura en el último momento para no dañar al partido. A pesar de que Álvaro era el único aspirante, el Comité Electoral del PP de Alboraya no emitió informe a su favor y remitió al regional la decisión final.

Escándalo en EGUSA, ERE y PGOU

Peris ha justificado su decisión “por fuertes desavenencias con el alcalde por tres grandes motivos” como son la incorporación de Álvaro a la empresa privada pues, como se conoce desde hace unos meses, mantiene relación laboral con una empresa que ha estado vinculada con la mercantil municipal EGUSA; la “incoherencia” de un ERE que “afecta a decenas de empleados municipales, mientras mantiene el gasto suntuario en asesoría de comunicación y estrategia política” y la presentación “precipitada” de una propuesta de PGOU “que debe tener un plazo mas amplio de información publica, así como debe revisarse las excesivas cargas urbanísticas en los distintos sectores”.

La dimisión de Peris se produce en una situación complicada en la política local, ya que el alcalde popular Manuel Álvaro se vio hace unos meses envuelto en un escándalo al salir a la luz su relación con un holding empresarial que había mantenido importantes relaciones comerciales con empresas públicas del Ayuntamiento de Alboraya.

En este sentido, Peris ha manifestado su “profunda preocupación ante una situación políticamente inaceptable, sobretodo porque Manuel Álvaro pasa la mayoría de su tiempo fuera de Alboraya trabajando para otros intereses que no son los de nuestros vecinos” aunque ha querido incidir en que ella hace “la valoración política” ya que “la valoración jurídica de estos hechos, o sus posibles implicaciones penales, si las hubiere, son cosa de los Juzgados y Tribunales, que desde mi profesión de letrado respeto profundamente”.

Otra de las causas de distanciamiento entre los dos primeros nombres del PP local ha sido la insistencia de Álvaro en hacer un ERE que afecta “a medio centenar de empleados municipales”. Para Peris “Alboraya debió dar ejemplo en toda España siendo el primer municipio donde sus responsables políticos tengan coste cero, y no el primero que haga un ERE condenando al paro a decena de familias de Alboraya”.

Para la hasta ahora portavoz ‘popular’, lo mismo ocurre con el Plan General que, según reconoce, conoció “al mismo tiempo que todos los vecinos de Alboraya”, pese a su condición de primera teniente de Alcaldía del municipio. Particularmente, la crítica de la ex edil a esta propuesta se debe a “las contradicciones, omisiones, falta de documentación, y ausencia de sensibilidad hacia los propietarios y vecinos de Alboraya, a los que contra su patrimonio familiar se le imputan unas cargas urbanísticas excesivas”.

Finalmente, Peris ha insistido en que su dimisión se debe a su “responsabilidad para con los vecinos de Alboraya”.

“Mi permanencia en el equipo de Manuel Álvaro me obligaba a votar por disciplina de voto, igual que me obligaba a estar callada ante una serie de realidades contraria a las ideas que me hicieron entrar en política y apostar por el PP”, ha dicho Peris, quien ha concluido diciendo que “a pesar de que mi silencio podría haberme garantizado estar en la lista o incluso un ascenso político, para mí lo primero es la política municipal en y por Alboraya”.

Por último, la hasta ahora secretaria general del PP ha reconocido que la decisión “no ha sido fácil” pero ha insistido en que “hay motivos que me han ayudado, yo nací en Alboraya, trabajo desde hace 19 años en Alboraya, vivo en Alboraya, tengo a mis amigos en Alboraya, a mis vecinos en Alboraya, y quiero siempre poder mirarles a los ojos y poderles decir que he trabajado por mi pueblo y no por interés propio ni por otros intereses particulares”. © Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here