Dieciocho colectivos, incluido el PP, exigen por escrito la salida de Mislata del área de salud de Manises

0
41

La unidad de Mislata por la sanidad pública se ha materializado en un Pacto Social plasmado en un documento que han suscrito dieciocho colectivos, entre ellos, el PP, y en el que se exige, entre otras cuestiones, que la Conselleria de Sanidad saque al municipio del área de salud de Manises, gestionada por dos empresas privadas.

+ El PP reconoce que no comparte íntegramente el manifiesto del pacto social pero insiste en que defenderá a los vecinos

El manifiesto recoge cinco reivindicaciones derivadas de la “degradación de la atención sanitaria” de Mislata desde que se materializara su ingreso en el área de salud de Manises, justificado por la Conselleria de Sanidad en el traslado del hospital La Fe al bulevar sur lo que implicaba que el centro hospitalario más cercano a la población era el de Manises.

El manifiesto, presentado en rueda de prensa donde han acudido representantes de todos los colectivos firmantes, recoge la petición de que Mislata salga del área de influencia del Hospital de Manises y ser atendidos en la nueva Fe o en el Hospital General mientras el antiguo Hospital Militar se adecua para convertirse en un centro de referencia para la población.

Precisamente es sobre el Vázquez Bernabeu que versa otra de las exigencias a la Conselleria de Sanidad: la puesta en marcha inmediata de unas Urgencias Médicas Hospitalarias con servicio de Pediatría y la implantación de un servicio de planificación familiar. Asimismo, Mislata exige la restitución de los servicios de Urgencias y Gimnasio de Rehabilitación de Atención Primaria al centro de salud, “de donde fueron eliminados”.

La primera reivindicación del manifiesto solicita “respeto a los usuarios de la sanidad pública y un trato humano a los pacientes y que se destierre la concepción de moneda de cambio que somos ahora”. En ese sentido, el manifiesto habla de una atención sanitaria “denigrante para los usuarios” y que ha terminado siendo “una mera transacción económica por la que el ciudadano de Mislata se ha convertido en un cheque al portador para la concesión privada del Hospital de Manises, pasando a tener recortados sus derechos sanitarios, siendo considerados ciudadanos de segunda”.

En la exposición de motivos del pacto social, previa a las exigencias, el manifiesto recoge que el hospital Vázquez Bernabeu “representa en estos momentos el ejemplo más claro de una política sanitaria demostrada ineficaz que sufrimos los vecinos de Mislata, puesto que pese a su necesidad, desprecia una serie de recursos de infraestructuras y de personal totalmente necesarios para esta población y que no está siendo tenida en cuenta”.

Así, según los firmantes, esta situación “deja en papel mojado las palabras del actual conseller de Sanidad, Manuel Cervera, cuando dijo que la población de Mislata tendrá una especial atención en el hospital militar o, lo que es todavía peor, dejando en entredicho las palabras del propio president de la Generalitat , Francisco Camps, cuando decía: “Haremos del hospital Vázquez Bernabeu un hospital de referencia para toda España“. Promesas a fecha de hoy incumplidas y que no pueden demorarse más en su ejecución”.

En el escrito, los dieciocho colectivos entre partidos políticos, sindicatos, asociaciones vecinales y culturales denuncian respecto al Vázquez Bernabeu las “continuas reducciones de personal, el grave deterioro de las infraestructuras hasta el extremo de haber estado sin agua potable, sin calefacción, con plagas de roedores, cucarachas, etc”.

Asimismo, critican el desmantelamiento de servicios como el Laboratorio de Analíticas, Radiología (TAC, ecografías, etc), puertas de Urgencias, hospitalización de agudos, seguridad, etc y que las citas en consultas médicas de especialidades se demoran a cuatro meses o seis si se trata de servicios de rehabilitación.

El llamado Pacto Social por la Sanidad de Mislata ha contado con la firma de los partidos políticos del PSPV-PSOE, EU, Compromís, UPyD, CCD, Los Verdes y SPES, además del PP, los sindicatos CCOO, UGT-FSP PV y FSP-UGT Servicios Públicos del Ayuntamiento de Mislata, las asociaciones vecinales de Favara, Músico Ibars, Avenida de la Paz y adyacentes, El Quint y la Agrupación vecinal además de la asociación de jubilados del barrio del Quint y la asociación Tierno Galván.

Dimisiones en Sanidad

El portavoz de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Mislata, Julián Martínez, ha sido el encargado de ofrecer la rueda de prensa de presentación del pacto social en un acto en el que ha exigido que se tomen responsabilidades dentro de la Conselleria de Sanidad por la falta de respuesta ante las demandas de los vecinos y los incumplimientos del acuerdo suscrito por el secretario autonómico en diciembre de 2009 sobre los usos del Hospital Militar.

Martínez no ha duda en hablar de la dimisión del conseller de Sanidad, Manuel Cervera, y de todos aquellos que sean responsables de la disminución en la calidad asistencial que están recibiendo los vecinos de Mislata desde su adscripción al área de salud de Manises.

Asimismo, el portavoz de la Coordinadora ha pedido que se lleve a un pleno extraordinario del Ayuntamiento de Mislata o al ordinario de mañana una propuesta para que el Consistorio, como institución, se adhiera al pacto social por la sanidad y exija las medidas para solucionar la situación a la Conselleria.

Entre las ausencias en este pacto social destaca el único partido político que concurrirá a las elecciones y ha decidido no sumarse al pacto, Coalición Valenciana, además del sindicato con mayor representación en el Comité de Empresa del Vázquez Bernabeu, el CSI•F, que ya se desmarcó de las manifestaciones convocadas por la Coordinadora al considerar que tenían un cariz político.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here