Detienen a un supuesto dentista que atendía pacientes en una clínica ilegal de Burjassot

Un supuesto dentista que atendía pacientes en la localidad de Burjassot fue detenido el pasado jueves por agentes de la Policía Nacional por la comisión de supuestos delitos contra la salud pública e intrusismo profesional, según ha informado hoy el Ilustre Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV), entidad que denunció a la policía la existencia de esta clínica ilegal tras ser alertados por un paciente.

El posible falso dentista de origen iraní, Kaveh S. ejercía en un piso situado en la carretera de Llíria de la localidad de Burjassot. La instalación, que ha sido precintada por los agentes, funcionaba como una clínica dental pese a que carecía de la autorización de la Conselleria de Sanidad así como de otras licencias necesarias para la apertura y funcionamiento de una clínica odontológica.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia denunció los hechos ante las autoridades policiales de Burjassot tras la denuncia de un paciente en su sede. El Colegio confirmó que el presunto falso dentista no estaba colegiado y por tanto no tenía constancia de que dispusiera del correspondiente título de odontólogo o una homologación (en el caso de que fuese un título no comunitario).

Según declaró el testigo que acudió al ICOEV, el presunto falso dentista realizaba todo tipo de tratamientos dentales con total normalidad. Se da la circunstancia, según relataron otras fuentes de la localidad, que anteriormente el presunto falso dentista regentaba un bar en la población.

En la misma operación, los agentes de la Brigada Judicial de la Policía Nacional de Burjassot también detuvieron al odontólogo Nasser S., quien esporádicamente trabajaba en el piso de Burjassot que ha quedado precintado para su uso como clínica dental, acusándolo de encubridor de un delito de intrusismo.

Como es habitual el, ICOEV se personará en el caso como acusación particular dado que el intrusismo “supone poner en serio riesgo la salud de los valencianos”, alertan. Desde el ICOEV, su presidente, Enrique Llobell recuerda a todos los ciudadanos la necesidad de corroborar que el profesional que presta una atención bucodental es un dentista colegiado dado que lo contrario además de ser ilegal implica un serio riesgo la salud del paciente.

En ese sentido, Llobell también remarca que el odontólogo y el estomatólogo son los profesionales capacitados para realizar tratamientos odontológicos sobre pacientes.

Llobell sentencia con rotundidad: “si un intruso trabaja de fontanero tienes un problema, pero si es en una profesión sanitaria como la de dentista lo que te estás jugando es la vida”. El ICOEV lleva años luchando  contra el intrusismo en la Odontología, llevando a los tribunales a los falsos dentistas. “No es el único ya que por desgracia hay más casos de los que parecen en la Comunidad Valenciana”, aseguran.

De hecho, en los últimos años, el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia ha denunciado y llevado a juzgado numerosos casos de intrusismo profesional dado que suponen un evidente riesgo para la salud de la ciudadanía. Al mismo tiempo, también se han realizado diversas campañas de divulgación para alertar y concienciar a los valencianos sobre este preocupante problema.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *