Quantcast

Detenido por intentar grabar con un móvil en los baños de hombres de una facultad de Burjassot

Agentes de la Policía Nacional han detenido ayer en Burjassot  a un joven de 28 años, de origen español, como presunto autor de un delito contra la intimidad, tras utilizar su teléfono móvil para, al parecer, grabar a estudiantes cuando acudían al cuarto de baño.

Burjassot. Campus Universitario

En el transcurso de la operación, los policías realizaron un registro en su domicilio donde intervinieron una torre de ordenador, una tablet, un disco duro externo, dos pendrive, un ordenador portátil y una tarjeta de memoria para su análisis. El teléfono móvil también fue intervenido.

Los hechos ocurrieron ayer sobre las dos de la tarde cuando agentes que se encontraban realizando labores de prevención de la delincuencia fueron comisionados por la sala 091 para que se dirigieran a una facultad de Burjassot donde los vigilantes de seguridad tenían retenido a un joven que, al parecer, había colocado un teléfono móvil en los aseos de hombres de la misma.

Inmediatamente, los agentes se dirigieron al lugar donde averiguaron que momentos antes un profesor había observado varias escayolas del techo de los cuartos de baño abiertas, así como había visto a un joven depositar algo encima y salir corriendo, comprobando otro trabajador del centro que encima de la escayola había un teléfono móvil encendido en dirección hacia uno de los cuarto de baños.

Los policías averiguaron que los vigilantes tenían retenido a un hombre que al parecer era el que había manipulado el techo de los cuartos de baños, así como se había dirigido al vigilante preguntando por un teléfono móvil.

Seguidamente, los agentes se dirigieron junto con el joven al cuarto de baño localizando encima de la escayola un agujero de pequeñas dimensiones justo encima de uno de los retretes, así como el mismo les manifestó que había hecho un agujero con unas herramientas y había dejado su teléfono móvil grabando.

Los policías tras realizar las comprobaciones oportunas lo detuvieron como presunto autor de un delito contra la intimidad.

Los policías averiguaron que las herramientas utilizadas para realizar el agujero las tenía en el interior del maletero de su coche, por lo que se dirigieron hacia éste e intervinieron un martillo, un destornillador y un cincel.

Finalmente, los agentes realizaron un registro en su domicilio donde intervinieron para su análisis una torre de ordenador, una tablet, un disco duro externo, dos pendrive, un ordenador portátil y una tarjeta de memoria.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *