Desmantelan un taller clandestino textil en Torrent en el que trabajaban 11 horas por 25 euros al día

0
1872

La Policía Nacional ha desmantelado un taller clandestino dedicado a la confección textil y la fabricación de almohadas, cojines y productos textiles para el hogar, ubicado en un garaje de Torrent  y ha detenido a dos hombres por un delito contra los derechos de los trabajadores.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de enero al tener conocimiento los agentes de la existencia de un taller ubicado en garaje-almacén en Torrent donde se confeccionaban productos textiles para el hogar, como almohadas y cojines, han informado fuentes policiales en un comunicado.

En el transcurso de las mismas se averiguó que el supuesto responsable del taller no disponía en la actualidad de trabajador alguno afiliado a la seguridad social.

Los agentes establecieron diversas vigilancias y constataron que cada día acudían una media de ocho trabajadores, casi todos de origen extranjero, que entraban a las ocho de la mañana y permanecían once horas en su interior, y durante este tiempo el local permanecía siempre cerrado.

En una de esas vigilancias, los policías observaron que el responsable, junto con varios trabajadores, descargaba una furgoneta de productos brutos como fundas y espumas, al parecer, para la fabricación de almohadas y cojines.

Tras intensificar los controles, y en unión de inspectores de Trabajo y de la Seguridad Social, finalmente entraron en el local e identificaron a ocho personas, la mayoría extranjeras, y todas sin contratos de trabajo.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes han detenido a dos personas por un presunto delito contra los trabajadores, uno el responsable del local y el otro por ser el encargado de captar a algunos de los trabajadores extranjeros.

Los empleados habían aceptado las condiciones de trabajo impuestas debido a su situación de necesidad ya que carecían de medios de subsistencia y trabajaban sin ningún tipo de contrato de trabajo, ni de seguro de accidentes.

Los empleados hacían jornadas maratonianas de lunes a sábado por un salario de 25 y 30 euros diarios, salvo cuando iban a los mercadillos ambulantes de la provincia para la venta de los productos que fabricaban, en cuyo caso el salario era únicamente de 15 euros.

El taller carecía de cualquier tipo de medio de prevención y protección de riesgos laborales a pesar de utilizar productos altamente inflamables como la espuma.

Por parte de la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social, se tramita el correspondiente expediente sancionador, han informado las mismas fuentes.

El responsable del taller y su colaborador han sido puestos en libertad tras prestar declaración y ser advertidos de la obligación de personarse ante la Autoridad Judicial cuando para ello sean requeridos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here