Desmantelados quince talleres clandestinos dedicados a la elaboración de uniformes escolares

0
45

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado quince talleres de confección clandestinos de Valencia, Torrent, Xirivella, Catarroja y Alfafar dedicados a la fabricación de prendas de vestir, especialmente uniformes escolares, en los que varios ciudadanos de origen extranjero eran presuntamente explotados laboralmente, según han informado fuentes del Cuerpo Nacional de Policía.
Con la ayuda de la Inspección Provincial de Trabajo, los agentes han detenido entre finales de junio y octubre a nueve personas, cinco mujeres y cuatro hombres de entre 27 y 63 años, seis de ellos de origen latinoamericano, dos de origen español y otro ucraniano, como presuntas autoras de un delito contra los derechos de los trabajadores, así como a otros diez empleados, de origen nicaragüense, paraguayo, argentino y costarricense, boliviano y chino por Infracción a la Ley de Extranjería.

Los policías realizaron registros en siete talleres de Valencia, ocho de Torrente, tres de Xirivella, uno de Manises y uno de Catarroja-Alfafar, en donde intervinieron diversa documentación.

La investigación se inició a mediados de mayo cuando los policías tuvieron conocimiento de la existencia de talleres de confección clandestinos ubicados en Torrente, Xirivella, Catarroja, Alfafar y Valencia en los que se estaría al parecer explotando laboralmente a ciudadanos de origen extranjero.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que se trataba de unos talleres dedicados al sector textil, concretamente al cosido de prendas de vestir, especialmente uniformes escolares, cuya actividad no estaba dada de alta, y que en los mismos había trabajando ciudadanos de origen extranjero en situación irregular y otros que, aunque poseían la autorización para trabajar, lo hacían sin contrato ni alta en la Seguridad Social.

Los policías averiguaron que algunos de estos talleres estaban ubicados en viviendas particulares en las que los trabajadores además residían en condiciones precarias de higiene y hacinamiento.

Asimismo, los agentes averiguaron que la empresa textil entregaba a diario mercancía para su confección en estos talleres clandestinos, al mismo tiempo que recogía las prendas ya confeccionadas, a las que únicamente les faltaba el etiquetado para su puesta a la venta al público en dos locales que la empresa poseía en la ciudad de Valencia.

De los detenidos, dos con antecedentes policiales, uno de ellos pasó a disposición judicial y el resto, tras ser oídos en declaración fueron puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here