Desmantelado un grupo especializado en asaltar a narcotraficantes para robarles droga y dinero

0
616

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, junto a funcionarios de la Agencia Tributaria, han detenido a once personas en el marco de una operación contra el tráfico de drogas. La mayoría de los arrestados formaban parte de un grupo organizado que se dedicaba a asaltar a otros narcotraficantes para robarles la mercancía y dinero. En la provincia de Valencia, operaban desde domicilios ubicados en Turís y Paterna.

Además se han llevado a cabo cinco registros domiciliarios en los que se ha intervenido un kilo y medio de cocaína, 25 kilos de hachís, 5 pistolas del calibre 9mm, una carabina del calibre 22, una escopeta recortada, gran cantidad de munición y 10 turismos de alta gama, además de desmantelar un cultivo hidropónico de marihuana.

La investigación se inició tras detectar la presencia de una organización criminal, ubicada en las provincias de Pontevedra y Valencia, dedicada al tráfico de drogas. Las indagaciones realizadas por los agentes les permitieron averiguar que los miembros del entramado se organizaban para localizar e investigar a potenciales víctimas, también dedicadas al tráfico de drogas, a fin de convertirlas en su objetivo y apropiarse de importantes partidas de sustancias estupefacientes, así como de dinero en efectivo.

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, ha destacado hoy que “se trata de una operación importante que demuestra la coordinación de todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, junto a la Agencia Tributaria. Con ella se ha conseguido desarticular una peligrosa organización criminal que operaba en la Comunitat Valenciana”.

Un posible objetivo seguido durante meses

Los agentes también comprobaron que varios miembros del grupo se mudaron a la localidad de Turis (Valencia), lugar donde localizaron a una posible víctima. Se trataba de un narcotraficante reclamado por la Audiencia Nacional que se enfrentaba a una pena de 14 años de prisión por varios delitos contra la salud pública.

Los desplazados en Valencia, expertos en la comisión de este tipo de delitos, establecieron vigilancias en torno a su objetivo para concretar su modo de vida,  utilizando para ello cámaras de videograbación, sistemas electrónicos y dispositivos de localización GPS.

Los investigadores, conocedores de las actividades delictivas de la banda y del inminente asalto que iban a cometer contra su objetivo, establecieron de manera coordinada un dispositivo a fin de proteger la vida de la víctima del asalto, pues según informaciones de los agentes, los miembros del entramado pretendían cometer el robo sin dejar ningún tipo de rastro.

La tarde del pasado día 4 de mayo se llevaron a cabo las primeras detenciones tras interceptar casi de manera simultánea dos vehículos, cuyos conductores venían de ocultar tres pistolas con gran cantidad de munición y varias réplicas de placas de identificación de Policía Nacional y Guardia Civil en un zulo de una zona rural de Valencia.

Al día siguiente se continúo con la operación practicando otras nueve detenciones y cinco entradas y registros en las localidades de Paterna y Turís (Valencia), Carrascosa del Haro (Cuenca), y Ponteareas (Pontevedra). En las viviendas registradas los agentes se incautaron de un kilo y medio de cocaína, 25 kilos de hachís, 5 pistolas del calibre 9 milímetros parabellum, una carabina del calibre 22, una escopeta de cañones recortados, gran cantidad de munición, sprays de defensa personal, chalecos antibala, dispositivos GPS, diez turismos de alta gama, una motocicleta y 150.000 euros, parte de ellos ocultos en zulos. Además del narco señalado como objetivo, otros dos detenidos, miembros de la organización desmantelada, tenían en vigor reclamaciones judiciales de la Audiencia Nacional por narcotráfico.

Los arrestados llevaban un elevado nivel de vida, tanto es así, que en la vivienda de uno de los cabecillas se halló un completo zoo privado con especies exóticas. Águilas, halcones, búhos reales, guacamayos e incluso una serpiente pitón, eran algunos de los animales protegidos adquiridos por la organización.

Tres gentes heridos

Al entrar en el chalet ubicado en la localidad de Turís, uno de los arrestados -el traficante víctima potencial del grupo de asaltantes- disparó a los agentes de la Guardia Civil desde el interior de su vivienda cuando se disponían a acceder al domicilio para efectuar su registro y proceder a su detención, alcanzando a uno de ellos en un pierna con un proyectil y a otros dos con esquirlas de otras balas. Los tres tuvieron que ser trasladados y asistidos de inmediato a un centro sanitario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here