Quantcast

Desmanteladas dos plantaciones de marihuana con 3.000 plantas en dos naves industriales de Alaquàs

plantación marihuana naves industriales alaquàsAgentes de la Policía Nacional han detenido a cinco personas como supuestas autoras de un delito contra la salud pública, por pertenecer a un grupo criminal y por defraudación del fluido eléctrico. Los arrestos se han producido tras localizar dos plantaciones de marihuana en dos naves industriales de Alaquás, en las que se han intervenido 3.000 plantas.

Las instalaciones contaban con aparatos de aire acondicionado, balastros, ventiladores, portalámparas y otros elementos para optimizar el crecimiento del estupefaciente. Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento de la posible existencia de un cultivo de marihuana en un polígono industrial de Alaquàs.

Partiendo de este dato, los agentes establecieron un dispositivo en las inmediaciones de la nave y observaron la llegada de cuatro personas al recinto. Tras dos horas dentro, salieron dos hombres a los que los agentes dieron el alto e identificaron. Estos sujetos confirmaron a los policías que en el interior de la nave había una plantación de marihuana y que sus respectivas parejas estaban trabajando en la misma.

Cuando los agentes accedieron al interior comprobaron que las dos mujeres estaban deshojando cogollos de marihuana y que en el interior de la nave había centenares de plantas de ese estupefaciente. Por estos motivos se procedió al arresto de las cuatro personas.

‘Narcoempleados’

Después de los arrestos se continuó con las indagaciones, y los agentes constataron que uno de los detenidos era el encargado de la plantación. También se comprobó que disponían de otra nave en el mismo polígono acondicionada para el cultivo de la marihuana, donde se hallaron 1.725 plantas. Poco después averiguaron que el responsable del funcionamiento de las naves únicamente trataba con una persona que a principios de mes le entregaba un teléfono de prepago y 2.000 euros como sueldo. Además, se supo que el resto de trabajadores cobraban 100 euros por día de trabajo.

Con el objetivo de arrestar a la persona que con la que mantenía contacto el responsable de los cultivos, los agentes establecieron un dispositivo en las inmediaciones de la nave. Finalmente, fue detenido y se averiguó que estaba utilizando la identidad de otra persona y que tenía en vigor una búsqueda, detención e ingreso en prisión por parte de la Audiencia Provincial de Palma.

Entre las dos naves se han intervenido casi 3.000 plantas de marihuana con un peso total de unos 69 kilos. Los agentes también se han incautado de diversos elementos y útiles necesarios para el cultivo de la misma: 20 aparatos de aire acondicionado, 124 balastros, 47 ventiladores y 121 portalámparas, además de 23 pastillas de éxtasis y unos 5.500 euros en metálico.

 


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *