Desarticulada una organización criminal acusada de 22 robos, cuatro de ellos en Paterna y Picassent

0
39

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco hombres y una mujer, de entre 29 y 56 años, de origen albanés y búlgaro, como supuestos autores de hasta 22 delitos de robo con fuerza en domicilios y establecimientos de Valencia y Castellón. Según la información de la Policía, podrían ser los autores de dos robos en domicilios de Picassent y dos más, en Paterna.
Las investigaciones comenzaron en agosto del pasado año, cuando los policías tuvieron conocimiento de la presunta actividad ilícita de un grupo dedicado al robo con fuerza en casas habitadas generalmente en zonas urbanizadas, aunque habitualmente sin moradores en su interior.

Los policías averiguaron que se trataba de una presunta organización criminal muy profesional cuyos miembros empleaban numerosas medidas de seguridad distribuyéndose perfectamente las funciones de vigilancia y actuación. Cometían los robos principalmente en áreas industriales alejadas de la zona metropolitana de Valencia llegando incluso a la provincia de Teruel.

Su modus operandi era siempre el mismo: salían de Valencia al caer la noche y se alejaban de la ciudad hasta llegar a zonas industriales o residenciales, donde realizaban los robos, tomando diversas medidas de seguridad para comprobar que nadie les seguía.

Una vez cometidos, pues entraban en varios domicilios cada vez que actuaban, huían de la zona abandonando en ella los efectos de poco valor, como bisutería, plata, etc.. Los policías localizaron en varios campos de naranjos de los términos municipales de Massamagrell y de Alabalat del Tarongers numerosísimos efectos entre los que se encontraban plata, bisutería, una cámara de fotos y su objetivo, procedentes, al parecer, de seis domicilios a los que habían accedido por la fuerza.

Los coches que utilizaban para cometer los robos procedían de otros robos. Cambiaban la matrícula a los vehículos para dificultar su identificación. En noviembre, los agentes localizaron en Paterna un BMW Serie 3, sustraído en un robo con fuerza en domicilio, que estaba siendo utilizado por la organización en ese momento para cometer nuevos hechos.

A los pocos días sustrajeron de un domicilio de Picassent un Mercedes Benz de alta gama, que ocultaron en un garaje de Valencia.

A finales del año pasado fue detenido uno de los presuntos integrantes de la organización, de nacionalidad albanesa. La operación policial finalizó con la detención de los cinco restantes, tres de ellos cuando circulaban en un vehículo sustraído, en el que se intervinieron diversos efectos de dos robos que se acababan de cometer en Onda (Castellón) así como una pistola de fogueo, diversas herramientas como una maza, una palanqueta, walkies para las comunicaciones, un machete de grandes dimensiones y numerosos guantes y pasamontañas. Dos de ellos además portaban documentación falsa.

Se les imputan los supuestos delitos de robo con fuerza, robo de vehículo, tenencia ilícita de armas, falsificación documental, organización criminal, reclamación judicial y atentado a agente de la autoridad.

Posteriormente se llevaron a cabo tres registros en los domicilios de los detenidos, recuperándose numerosas piezas de oro, diamantes, aparatos electrónicos, moneda extranjera y más de 5.000 euros. Alguno de estos efectos ya han sido reconocidos y entregados a su legítimos propietarios. Además se han localizado tres vehículos de alta gama sustraídos, 2 BMW y 1 Mercedes.

Los agentes los consideran los presuntos autores de 17 robos con fuerza en domicilios en diversas localidades, dos de ellos en Paterna y otros dos en Picassent. También se les considera autores de cinco robos en establecimientos de Teruel, la Pobla de Vallbona y Valencia.

Los detenidos, tres de ellos con numerosos antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial, que decretó el ingreso en prisión de dos ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here