Desarticulada en diversas localidades de l’Horta Nord una banda de tráfico de cocaína que mantenía secuestrado un menor en un piso de Museros

0
112

La Guardia Civil de Valencia ha desarticulado una organización internacional de tráfico de cocaína que utilizaba “correos” para introducir la droga en España por vía aérea, ha detenido a 13 personas y se ha incautado de 7, 8 kilos de cocaína de gran pureza. La banda operaba en diversas localidades del partido judicial de Massamagrell y mantenía secuestrado a un niño, que fue liberado, en un piso de Museros.
Según un comunicado de la Guardia Civil, a los detenidos, de distintas nacionalidades, y que introducían unos 20 kilos de cocaína al mes en España, se les considera presuntos autores de delitos de tráfico de drogas, asociación ilícita y detención ilegal de un menor de 13 años.

En esta operación, desarrollada en Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza, se liberó a un menor que la organización secuestró para extorsionar a otros miembros de la misma.

El grupo desarticulado estaba perfectamente jerarquizado e introducía la cocaína en España mediante el envío de pasajeros o “correos” desde distintos países de América, como Panamá, Brasil, Ecuador, Antillas Holandesas o Colombia.

La organización, que dirigía un colombiano de 30 años de edad y mantenía ramificaciones y contactos en las provincias de Zaragoza, Murcia, Barcelona, Madrid y Valencia, enviaba la cocaína a varias poblaciones cercanas a la ciudad de Valencia y pertenecientes al Partido Judicial de Massamagrell, en las que se pretendía la venta y distribución de la droga introducida.

El Juzgado competente de estos hechos ha sido el Juzgado de Instrucción número 1 de Massamagrell en coordinación con la Fiscalía.

La operación se ha realizado en varias fases siendo y en la primera de ellas, a finales de septiembre, se detuvo a un colombiano que llevaba 700 gramos de cocaína en el interior de su organismo.

La Guardia Civil de Valencia en coordinación con la de Zaragoza logró salvar la vida del detenido con la rápida evacuación al hospital, “ya que peligraba gravemente su vida al no poder hacer el detenido la extracción por medios naturales, siendo intervenido de urgencia”, según la nota, que añade que esta persona pasó tres días en la Unidad de Cuidados Intensivos.

También a finales de septiembre fue detenido un objetivo de la Operación en el Aeropuerto de Bogotá (Colombia) con 2, 6 kilos de cocaína ocultos en una maleta.

La segunda fase de esta operación se inició con la detención en el aeropuerto de Barajas de una pareja que simulaba que venía de un viaje de placer desde Panamá, a la que se le han incautado 4, 5 kilos de cocaína ocultos en 2 fajas adheridas al cuerpo compuestas y dos planchas en las suelas de los zapatos.

La Guardia Civil también detuvo a dos integrantes más de la organización que estaban intentando cometer un secuestro de un menor, hijo de la pareja detenida en Barajas.

El secuestro fue ordenado por el jefe de la organización al pensar que la pareja detenida en Barajas se había quedado con la droga que debía recibir.

Los agentes montó un dispositivo de localización y detención de las dos personas que querían ejecutar el secuestro del menor y otro dispositivo de búsqueda y localización del menor para su protección.

Este dispositivo dio como resultado la detención del jefe de la organización delictiva en la estación de trenes de Valencia y la detención en Museros de una mujer, que fue localizada en las inmediaciones del domicilio del menor, con el menor secuestrado, que fue liberado.

El resto de los detenidos hasta completar los trece son apresados en Valencia, teniendo diversas funciones dentro de la organización, incautando en los registros realizados pequeñas cantidades de cocaína, marihuana y hachís, útiles y accesorios para cortar y adulterar la cocaína, identidades falsas y una gran cantidad de material probatorio tanto documental como informático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here