Denuncian la “desidia” de la Generalitat para solucionar el problema del asentamiento de Bonrepòs i Mirambell

0
64

El secretario general del PSPV de l’Horta Nord, Víctor Jiménez, ha denunciado la “desidida” de la Generalitat para solucionar el problema del asentamiento de Bonrepòs i Mirambell. Según Jiménez, “si hubieran trabajado con el proyecto planteado desde el Ayuntamiento en la pasada legislatura y trabajado coordinadamente con los servicios sociales del municipio no se hubiera llegado a esta situación límite”.
Por ese motivo, Jiménez Bueso ha anunciado que presentarán junto con el portavoz en las Corts, Antonio Torres, una Proposición No de Ley para que se creen los Centros de Acogida que prometió en su momento el ex conseller Rafael Blasco y se trabaje en un Plan de Realojo ordenado de las personas que viven masificados en los diversos asentamientos de la Comunitat Valenciana.

Para el secretario de Integración del PSPV-PSOE, Wilson Ferrús, “es un tema delicado y complicado porque la situación actual no permite reubicar a 200 personas en piso públicos cuando muchos otros, migrantes o no, están perdiendo cada día sus viviendas y muchos de los servicios básicos y necesarios por culpa de las políticas del PP que día a día recorta derechos adquiridos”. El dirigente socialista considera “inadmisible que se haya tardado 15 años en actuar, sabiendo cuál era la situación y que se haya dejado el problema y la solución en manos de ONGs y los servicios sociales”; además ha lamentado que “no exista ningún plan de actuación”.

Por todo ello, Ferús ha considerado que el desalojo se debe producir pero previo a un plan de actuación que entre otras cosas contemple el retorno o la reubicación: “no podemos dejar pululando por las calles a 200 personas al límite y con grandes necesidades y problemas porque el problema no estará solucionado y todavía se generaran más y peores”. Por otra parte, Ferrús, ha asegurado que “es intolerable que presuntamente se hayan gastado tanto dinero desde las áreas que debían haber gestionado esto en pisos, viajes o comilonas”, en referencia al llamado caso Cooperación.

200 personas en la antigua base militar

La antigua base militar de Bonrepòs i Mirambell, abandonada hace más de 15 años y en la que están conviviendo, en condiciones de insalubridad y hacinamiento más de 200 personas entre las que hay casi 20 menores, tiene orden de desalojo para el próximo 23 de enero. En la actualidad los colectivos que conviven son mayoritariamente subsaharianos, europeos del este y un grupo minoritario de españoles.

Los socialistas de los municipios colindantes –Almàssera, Tavernes Blanques y Bonrepòs i Mirambell- y de las ejecutivas comarcal y nacional, se han reunido en el municipio de Bonrepòs i Mirambell para analizar la situación ante la falta de información por parte del Ayuntamiento y la Generalitat de cuál va a ser el plan de actuación de los Servicios Sociales ante la situación derivada por la denuncia realizada por los propietarios de los inmuebles ocupados.

Ya en el año 2010, siendo alcalde del municipio el socialista Jesús Raga Ros, se emitió un informe por parte de los Servicios Sociales municipales que evaluaba el asentamiento y presentaba un plan de trabajo cuyo objetivo era establecer unos mecanismos de cooperación adecuados que pudiera hacer desaparecer el problema y que fue paralizado por la Generalitat Valenciana.

El citado informe reflejaba que “las condiciones de existencia de estas personas, la diversidad étnica y el enorme desarraigo social que presentan las personas de este asentamiento, configuran un cuadro donde se observa que aparecen una serie de factores de riesgo que pueden confluir y hacer surgir un conflicto social de proporciones insospechadas”.

Casi tres años después el PSPV denuncia que, ante la dejadez de las consellerias y la excesiva tolerancia para este emplazamiento, la intervención actual va a ser mucho más compleja que si se hubieran seguido las actuaciones que se propusieron en su momento. Con tiempo, el plan de realojo, que desconocemos si existe, se hubieran obtenido mejores resultados.

La propuesta de los servicios sociales de Bonrepòs pasaba por una intervención estructural y un plan de actuación integral que daba respuesta real a las necesidades y características del asentamiento, un plan acotado en el tiempo y con mecanismos de cooperación adecuados con la Generalitat Valenciana, habría ido disminuyendo la población y por lo tanto la problemática actual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here