Cuatro razones para seguir a las bloggers de moda

0
140

aimee-del-blog-song-of-stylePor cuestiones de trabajo, he tenido últimamente que seguir de cerca el mundo de las bloggers de moda, también conocidas como ego-bloggers. Y, la verdad, os tengo que decir que me ha resultado curioso.

Hay cientos y cientos de creadoras de blogs de moda (unas mejores y otras peores, como todo en la vida); cientos y cientos de chicas que muestran sus looks, sus viajes de lujo, sus eventos exclusivos, sus colaboraciones con marcas premium y no tan premium… Chicas con una vida aparentemente envidiable.

Muchas de ellas han ido acumulando seguidores, poco a poco, hasta el punto de haberse hecho tremendamente atractivas para las marcas por su poder de prescripción. En cristiano, que todo lo que llevan, hacen, comen y beben se convierte en cool y se vende como la espuma.

Algunas se cotizan que no veas y te piden una pasta por sacarte en su blog. Que yo no digo que eso esté mal, ojo, pero hay cifras que te ponen los pelos de punta. Otras ni se toman la molestia en contestarte cuando les mandas un mail diciéndoles que estás interesada por sus servicios. Claro, tienen tanta demanda que no dan abasto.

Y digo yo, ¿por qué nos torturamos viendo sus blogs? ¿Por qué día tras día comprobamos cómo su colección de ropa y complementos aumenta y su vida es cada vez más maravillosa?

Razón 1.- Cotilleo del bueno

Somos cotillas por naturaleza, eso no lo vamos a negar porque sería de idiotas.  No nos engañemos, nos gusta saber. Comenzamos a entrar en sus blogs por curiosidad, por ver lo que hacen y, de repente, llega un momento en que conocemos más de ellas que de nuestra vecina. Así que claro, no vamos a dejar de seguirles la pista a las pobres. Tenemos que y interesarnos por lo que les pasa casi como si fueran conocidas nuestras.

Razón 2.- Envidia de la mala

Pero de la mala malísima. Nos levantamos directas al blog porque queremos ver qué par de zapatos les han regalado esta semana y en qué hotel de lujo están desayunando hoy. Y ya puestos, criticamos sus looks y comentamos que han perdido su esencia y ya no son las mismas desde que saltaron a la fama.

Aunque, en realidad, lo que nos pasa es que querríamos ser como ellas y la envidia nos come por dentro. ¡Pero eso no lo admitiremos! ¡Hombre, faltaría más!

Razón 3.- En realidad, nos gustan

alexandra-creadora-de-blog-lovely-pepaNos gusta lo que nos muestran. Porque, cuidado, ellas mismas son muy selectivas y saben bien lo que quieren y lo que no. Por mucho que intentes convencerlas, hay algunas que no se ponen lo que les das para testar (como dicen ellas) ni aunque les regales mil.

Al principio, cuando están comenzando a labrarse un nombre en el mundo fashionista, lo notas y mucho. Aún no han alcanzado ese ansioso puesto de top blogger y parecen como más naturales, ves en las fotos que llevan una vida más normal y que su armario aún entra dentro de los límites de lo decente. Pero, aún en sus inicios, nos gustan mucho.

Razón 4.- No tienes más remedio.

Y, aquí, vuelvo un poco al principio de este post. Se han convertido en un referente más de nuestras vidas. Son un fenómeno que estamos viviendo en pleno auge…y lo que nos queda.

Las bloggers dictan las normas y crean tendencias: “ Style Scrapbook”, “ Lovely Pepa”, “ The Blonde Salad”, “ Bartabac” y “ Song of style”, son sólo algunos ejemplos. Todos (ciudadanas del mundo, marcas y gestores de redes sociales) vemos en ellas la imagen perfecta para lanzar un producto. Un escaparate en continuo movimiento. Se han erigido como el nuevo perfil del éxito cuando, en el fondo, si las analizáis, lo que hacen es imitarse las unas a las otras.

Yo, personalmente, con algunas de ellas he pasado por las cuatro razones, con otras aún no tengo claro por qué las sigo.

Bea Muñoz
@BeaMunyoz | Periodista y gestora de redes sociales | Colaboradora en el blog Comunicación de Resistencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here