Cuatro cámaras controlan el paso inferior de la estación de metro en Camí La Noria

0
48

Los más de 700 vecinos del barrio de Camí La Noria, así como los usuarios del metro, podrán sentirse más seguros desde ahora. En estos momentos, se encuentran en pruebas cuatro cámaras que controlan los accesos al paso inferior ubicado en la estación de metro de Torrent.
Se trata de una reivindicación de los vecinos de este barrio ya que los usuarios del metro no se atrevían a utilizar este paso en determinadas horas de la noche. Ahora, con vigilancia durante las 24 horas desde la central de Policía Local pretenden que los vecinos se sientan más seguros.

El presidente de la Asociación de Vecinos Camí La Noria, Pascual Castro, y el secretario, Manolo Besini, tras entrevistarse con la alcaldesa, María José Català, han visitado junto al concejal de Seguridad Ciudadana, Santiago Miquel, la central de Policía Local de Torrent.

Allí han conocido de primera mano el funcionamiento de este sistema y han podido comprobar cómo se controla la señal de cada cámara desde la central de la Policía. En estos momentos, ya se ha solicitado a la Delegación de Gobierno la autorización pertinente de la instalación de estas cámaras por motivos de seguridad.

Este sistema permite el almacenamiento de las imágenes recogidas durante 20 días, para que éstas puedan ser utilizadas como prueba en caso de cometerse un delito, o bien, como parte de la investigación policial.

Sin embargo, no es la única finalidad, ya que también se está estudiando la posibilidad de que las cámaras den una alarma al operador que las controla, en caso de producirse una caída, un acercamiento excesivo entre dos personas (como podría ocurrir en caso de atraco, por ejemplo), o en caso de que alguien grite por encima de cierto umbral. Es decir, de manera que cuando alguien pida auxilio se pueda activar una alarma en el panel de control de las cámaras.

Esto permitiría una rápida respuesta policial, ya que no habría que esperar a dar el aviso sino que los propios agentes acudirían al lugar minutos después de producirse la incidencia. Mientras dure la fase de pruebas, las imágenes se reciben en un monitor de ordenador. Sin embargo, cuando la implantación sea ya definitiva, las imágenes se observarán en un monitor distinto de mayores dimensiones en el retén policial donde trabajan operadores las 24 horas del día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here