CSI•F solicita un “plan coherente” de Personal ante la reducción de plantilla de la cárcel de Picassent

0
44

El sindicato CSI•F ha presentado un escrito solicitando “un plan coherente de personal ante la grave situación” que atraviesa la cárcel de Picassent por la reducción de plantilla. Durante las pasadas fiestas navideñas, el libro de servicios registró mínimos históricos. Esta circunstancia provocó que módulos penitenciarios con más de un centenar reclusos fueran vigilados por un solo funcionario.
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI•F) ha denunciado que durante el pasado 2012, el centro penitenciario de Picassent dejó de contar con más de treinta funcionarios, unos veinte por comisiones de servicio y diez prácticos que finalizaron su período de formación. Además, cada mes la cárcel pierde una media de dos funcionarios más por jubilaciones, que no son sustituidos pues el Gobierno no convocó, en la última oferta, plazas. Ante esa carencia de personal, CSI•F teme que en este 2013 “la inseguridad en el centro penitenciario de Picassent haga proliferar episodios violentos”.

El sindicato ha denunciado en numerosas ocasiones que si no se ofertaban plazas, las cárceles valencianas no iban a poder mantener su operatividad por falta de personal. En 2009, el Gobierno ofertó, a nivel nacional, 1.124 plazas. En 2010, la drástica reducción fue notoria con la oferta de 210 puestos. En 2011, únicamente se crearon 60 nuevas plazas, y el pasado 2012 no fue convocada ninguna. “Estos datos se tornan más incomprensibles si se tiene en cuenta la construcción de prisiones en estos últimos años, como es el caso de la ubicada en Siete Aguas. Todo ello sin prever nuevas plazas”, explican desde CSI•F.

Por ello, ha solicitado por escrito que, como mínimo, sean dos los funcionarios que vigilen los módulos para evitar situaciones de alto riesgo y garantizar la seguridad. De este modo, “podría cumplirse con lo recogido en el protocolo de seguridad penitenciaria que estipula la necesaria presencia de un funcionario en la caseta de seguridad del módulo para, así, dar la alarma en el caso de presentarse situaciones de riesgo y descontrol”.

Ante esta situación, CSI•F ha reclamado la contratación de interinos de urgencia o que los presos sin arraigo en la Comunitat Valenciana sean trasladados a otros centros con capacidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here