Crespo niega cualquier conocimiento sobre las contrataciones de Emarsa y señala a Cuesta como responsable

0
37

El ex alcalde de Manises y ex presidente de la Emshi y de Emarsa, Enrique Crespo, ha negado ante el juez cualquier responsabilidad en los contratos que la empresa pública firmó con los distintos proveedores en operaciones que están siendo investigadas por el Juzgado de Instrucción Nº 15 de Valencia ante un supuesto agujero de 25 millones de euros en las cuentas de Emarsa.
Crespo ha señalado, sin embargo, al gerente de la entidad, Esteban Cuesta, como principal responsable de todas esas contrataciones, adjudicaciones y encargos a las empresas que ahora están siendo investigadas y ha asegurado que desconocía que se hicieran regalos a autoridades a cargo de la empresa pública.

El que fuera vicepresidente segundo de la Diputación de Valencia hasta su dimisión el pasado mes de febrero, tan sólo ha contestado a las preguntas de su abogado en la declaración que ha hecho ante el juez en calidad de imputado

Esta es la primera vez que Crespo presta declaración ante el juez, después de que hace dos semanas se presentara en el juzgado en una comparecencia tras la que se acordó su libertad provisional con una comparecencia semanal. En ese mismo acto, entregó voluntariamente su pasaporte, que estaba caducado.

Crespo, imputado en este procedimiento por un delito de malversación de caudales públicos continuado, otro delito continuado de falsedad documental y cuatro delitos contra la hacienda pública, agravados, ha acudido al juzgado sobre las 9.20 horas acompañado de su abogado. Antes de entrar, ha expresado su intención de “esclarecer” todo lo que pudiera y se ha mostrado “muy bien” de ánimo.

Crespo tendrá que continuar su declaración pero no será mañana, tal y como estaba previsto, puesto que su letrado ya tenía otros señalamientos anteriores. La fecha está ahora por determinar.

Luego, en su declaración, ha afirmado que solo pensaba responder a las preguntas formuladas por su letrado, y ha aclarado, seguidamente, que “siempre” ha manifestado su disposición a colaborar con la justicia.

Ha señalado que cuando llegó a las presidencias de la Emshi y de Emarsa, la situación era “caótica”, ya que en el caso de la primera no había dinero ni para pagar nóminas; y en la segunda había seis ejercicios sin liquidar y había una opacidad absoluta de la empresa.

Sobre la contratación de Esteban Cuesta, ha explicado que la iniciativa no salió de él, ya que fue éste quien se le acercó en un acto del partido y le comunicó que le habían informado de que el gerente de la planta estaba muy enfermo y, acto seguido, le preguntó si quería contar con él. A ello, Crespo le respondió que era una decisión del partido y que él no disponía de la mayoría del Consejo, “pues solo tengo un voto y los miembros del consejo son en total 16 (…) tendrás que buscarte apoyos”.

Tras ser nombrado gerente, ha indicado que “nunca” le dio instrucciones sobre contrataciones de empresas o de personas por lo que niega haber dado orden alguna para contratar o trabajar con las empresas que están siendo investigadas en las diligencias previas. Sobre el contrato con Notec, la empresa que transportaba los lodos, Crespo ha señalado que lo firmó con el conseller García Antón, con el soporte de la Epsar, con el objeto de que se hiciera un tratamiento específico de secado de lodos con una empresa que tenía una patente o tecnología.

Asimismo, ha indicado que tampoco se reunía seis veces al mes con Cuesta, ya que éstas se limitaban a una o a ninguna reunión al mes, y que se producían un día antes o la misma mañana antes de la reunión del consejo en su despacho de Emarsa o en su despacho de la alcaldía. “A veces había meses que no nos podíamos reunir ni antes de la reunión del consejo”, ha agregado. Ha repetido que Cuesta no le informaba sobre las empresas nuevas a contratar, o si el entonces director financiero, Enrique Arnal, enviaba un balance trimestral o mensual de ingresos y gastos.

Sobre las comisiones para fijar los precios de los lodos, junto con José Morenilla, Ignacio Bernácer y, en alguna ocasión, con el gerente de Emshi y Cuesta, ha afirmado que la financiación de Emarsa venía, en gran parte, por no decir todo, de Epsar, donde “en esas reuniones se fiscalizaría la cantidad necesaria, según la explotación de la planta, para generar la financiación suficiente”. Ha indicado que podía ir a “pocas” comisiones, aunque firmaba las actas que le enviaban de la Epsar porque daba como bueno lo que la Generalitat fiscalizaba.

Contestando a las declaraciones de Cuesta en las que afirmaba que fue él quien le ordenó la compra de regalos en El Corte Inglés u otros establecimientos, Crespo ha asegurado que eso es “rotundamente falso” y que nunca ha ordenado comprar regalos ni que éstos se enviaran a nadie. Ha afirmado que tan solo se encargó de comprar unos regalos al Consejo de Administración por Navidad.

Por otro lado, interpelado por los viajes pagados por Emarsa a Cuesta, ha indicado que él no tenía que autorizar ningún viaje ni autorizó ninguno porque no se le preguntó; y ha aclarado que él no se ocupaba de esto porque entre las atribuciones de Cuesta estaba la competencia de poder hacer los viajes que correspondieran dentro de su responsabilidad y funciones en Emarsa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here