Crespo dice al pleno de Manises que dará las explicaciones sobre Emarsa después de declarar ante el juez

0
69

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Manises ha rechazado la petición de los tres grupos de la oposición (PSPV, APM y EU) para que el pleno reprobara la gestión del alcalde, Enrique Crespo, como presidente de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos y, por tanto, de Emarsa, e instara al primer edil a que presentara su dimisión después de su imputación en el caso que investiga un supuesto saqueo de más de 17 millones de euros en la depuradora de Pinedo.
Los tres partidos de la oposición habían solicitado la celebración de un pleno extraordinario con tres puntos. El primero pedía al alcalde que diera explicaciones sobre el supuesto saqueo del dinero público a través de la empresa Emarsa, de la que era presidente por serlo de la entidad de la que dependía, la Emshi. El segundo punto pedía la reprobación de Crespo como gestor de esta entidad y, el último, que el pleno instara al primer edil a presentar su dimisión.

Los dos últimos plenos han sido rechazados gracias al voto en contra del PP, con mayoría absoluta en el pleno, mientras que, sobre las explicaciones, Crespo ha dicho que someterá a todas las cuestiones que le quiera plantear la oposición en Manises después de que haya declarado ante el juez “por respeto a la Justicia”.

En ese sentido, ha insistido en su plena disposición para colaborar en la instrucción del caso y se ha mostrado “deseoso” de poder explicar ante el juez todo lo que sabe sobre la supuesta malversación de fondos de la empresa pública que es, ha dicho, “lo mismo que sabían el resto de consejeros”, algunos de ellos del PSPV y de EU.

En su intervención, el alcalde ha declarado que lamenta mucho lo que se está descubriendo gracias a la investigación judicial y ha calificado la instrucción de “espectacular y concienzuda”. Insistiendo en ser “el primer interesado” en declarar ante el juez y que se “sepa” todo lo acontecido en Emarsa, Crespo ha recordado que la propia entidad que el presidía (Emshi) puso una querella para “llegar hasta las últimas consecuencias de lo que había pasado” en Emarsa.

De nada han servido las interpelaciones y preguntas lanzadas por los portavoces de la oposición sobre todas las cuestiones que han trascendido de la instrucción como el pago de un sueldo a personas que no iban a trabajar, dos de ellas, con relaciones laborales con el Ayuntamiento de Manises, o por qué se propone como gestor de una empresa pública a un hombre cuyas credenciales eran experiencia como enfermero y alcalde pedáneo de Benimámet pero sin ninguna formación contable o económica.

Tratamientos y transportes de lodos que no se realizaron, supuestas traductoras rumanas de 20 años alojadas en hoteles, miles de euros en lápices o más de 3.000 euros gastados en tres días en un bar de Manises y facturados a la empresa son algunos de los “escándalos” que ha relatado la oposición y que Crespo ha evitado contestar amparándose en su “respeto a la Justicia”.

El portavoz del PSPV, Juan Carlos Santiago, ha pedido al alcalde que se retire de todos sus cargos públicos mientras dura el proceso judicial como hiciera el ya ex president de la Generalitat, Francisco Camps, según le ha recordado el portavoz de APM-Compromís, Jesús Borràs, quien ha recriminado a Crespo que es en el pleno y ante los vecinos de Manises donde tiene que dar explicaciones porque allí reside la soberanía popular que lo convirtió en alcalde y en presidente de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos.

Por su parte, el portavoz de EU, Manuel Gutiérrez, ha defendido que es la Justicia quien determinará la culpabilidad o no del alcalde por lo que ha aclarado que el pleno tenía únicamente “tintes políticos”. Así, le ha preguntado a Crespo dónde estaba cuando se pagaban facturas por trabajos no realizados, “¿qué clase de presidente delega todo y se despreocupa? ¿También dejó de cobrar, señor Crespo? ¿No se enteró de nada? ¿Qué clase de gestor incompetente dice que no sabía nada de lo que pasaba y luego no dimite? ¿O es que sí lo sabía?”. Las preguntas no han obtenido respuesta por parte del alcalde.

“Me tocó ser presidente”

El también vicepresidente de la Diputación ha utilizado sus intervenciones para limitar sus responsabilidades en la gestión de Emarsa. Según ha defendido Crespo, todos los miembros del Consejo de Administración de Emarsa (13 del PP, 4 del PSPV y 1 de EU) tenían la misma información sobre su gestión, “todos sabíamos lo mismo, hacíamos lo mismo y cobrábamos lo mismo, sólo que a mí me tocó ser presidente. Pero ya está”.

Así ha querido dejar patente que el grueso de la gestión recaía en el gerente de la empresa, el también imputado Esteban Cuesta, y que la información que llegaba al Consejo de Administración y a todos sus miembros era la misma que tenía su presidente.

De hecho, ha asegurado que el representante de EU en el Consejo de Administración, el concejal de Xirivella Joan Antoni Pérez, votó a favor de la renovación de Cuesta como gerente y, según consta en un acta de la asamblea a la que ha hecho alusión Crespo, le felicitó por el “éxito” de su gestión y lo conminó a “seguir así”.

Además, ha recordado que el vicepresidente de la entidad era el socialista Ramón Marí quien, según Crespo, recibía al gerente en el despacho de Alcaldía de Albal para hablar de los presupuestos de la empresa. Los portavoces de los tres grupos de la oposición han pedido al alcalde que deje de intentar repartir las responsabilidades y asuma la suya como presidente ya que “de todo el Consejo de Administración, usted es el único que está imputado”.

“El mejor alcalde que hemos tenido”

Tras las preguntas y la falta de respuestas, al menos, hasta que el alcalde declare ante el juez del caso Emarsa ha llegado el turno de los puntos para reprobar la gestión de Crespo y para instarle a que presentara su dimisión. En ambos casos, ha intervenido el portavoz del grupo municipal del PP, Francisco Izquierdo, quien ha defendido la gestión de Crespo en el Ayuntamiento.

Izquierdo ha declarado que el equipo de Gobierno está “orgullosísimo” del trabajo del alcalde de Manises durante los últimos doce años y ha considerado que “conociendo a la persona y su forma de trabajar, estoy seguro que en la Emshi lo ha tenido que hacer tan bien como aquí”. En otra de sus intervenciones, Izquierdo ha defendido que “hasta ahora, Enrique Crespo es el mejor alcalde que hemos tenido”.

La defensa de su cabeza de lista con esos argumentos ha tenido cierta respuesta entre el público de la sala que hoy ha abarrotado el salón plenario donde han asistido, mayoritariamente, personas críticas con el PP aunque también el equipo de Gobierno ha recibido aplausos cuando ha llegado al hemiciclo.

La sesión plenaria, que ha acabado con gritos de ‘Crespo dimisión’ y ‘Crespo a Picassent’, ha estado a punto de ser suspendida en varias ocasiones ya que el alcalde ha advertido al principio que no se permite “ningún tipo de manifestación” en el pleno, entre lo que se incluyen, aplausos, pitos, abucheos o gritos. Una limitación que se ha suplido utilizando códigos silenciosos como enseñar el puño cerrado con el pulgar hacia abajo para mostrar rechazo y levantando y girando ambas manos en el sentido de aplauso. Incluso, algunos de los asistentes al pleno lucían camisetas con una foto del alcalde con el pelo enmarañado y la leyenda ‘Manises necesita desencresparse’, en un juego de palabras con el apellido del primer edil. © Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here