Quantcast

Correos pone en marcha la primera furgoneta eléctrica para el reparto en Paterna

furgoneta eléctica correosUna nueva furgoneta eléctrica de Correos ha comenzado a rodar esta semana por las calles de Paterna. La sede a la que va destinado este nuevo vehículo es la Unidad de Reparto de Paterna, ubicada en la avenida Tiro de Pichón, esquina Virgen del Pilar, que se encarga de la distribución de los envíos en las zonas de Paterna, La Cañada, Fuente del Jarro y Valterna.

Esta nueva furgoneta, que ya está haciendo el reparto de envíos en el Parque Tecnológico, está incluida en el plan de ampliación y renovación de la flota de vehículos de Correos. A las cerca de 1.400 adquisiciones que se realizó este verano en motos, furgonetas y furgones, se suman ahora la compra de nuevas furgonetas eléctricas Kangoo ZE y motocicletas eléctricas Scutum.

Este conjunto de medidas se enmarcan dentro de las acciones que está acometiendo la empresa postal para renovar homogéneamente su flota y ampliarla donde sea preciso, para reforzar el servicio de distribución de envíos realizado con vehículos.

Si la anterior remesa -gracias a la experiencia de los trabajadores de distribución de Correos que habían pedido a los proveedores adecuar las prestaciones de las máquinas al servicio postal diario-, reunía una mayor seguridad y comodidad, junto a un menor consumo y menos emisiones contaminantes, estos nuevos vehículos responden al compromiso de la empresa de reducción de CO2. La reducción de estas emisiones por parte del Grupo Correos se sitúa en el 33% y su reto es continuar en esa senda y minimizar los impactos negativos de su actividad en el medio ambiente.

Compromiso medioambiental

Aprovechando esta compra se va a poner en marcha en Correos un nuevo proyecto dentro del Plan 100-300-1.500 de ‘Vehículo eléctrico’ integrado en la OPT (Oficinas de Proyectos de Transformación) para gestionar el vehículo eléctrico en toda su globalidad, tratando diversos temas que afectan a numerosas áreas de la empresa, entre las que se pueden destacar en relación a las infraestructuras, el montaje de las estaciones de carga, comprobaciones de potencias necesarias y de las tarifas eléctricas en los edificios a los que se van a destinar estos vehículos.

Otros temas, serán relativos a la formación a todos los usuarios implicados y a la certeza de su viabilidad tras distintos análisis referentes a la experiencia del usuario, financiación y estudio desde una triple perspectiva: económica, energética y ambiental (reducción de emisiones).

Durante el último lustro Correos ha apostado por los vehículos eléctricos. Hasta la fecha, sin contar con las adquisiciones de 2015, Correos había comprado 207 vehículos eléctricos (88 bicicletas de pedaleo asistido, 100 motocicletas eléctricas y 19 vehículos de 4 ruedas). Desde hace unos años, y en algunas ciudades con pequeños cascos históricos cuyas estrechas calles dificultaban el reparto motorizado del correo, la compañía postal puso en circulación prototipos eléctricos que han cumplido la labor de distribución con impacto medioambiental 0 en su actividad.

En esta ocasión, las 25 furgonetas y las 100 motocicletas de última generación se han adquirido atendiendo a criterios de las necesidades de la empresa como autonomía, carga, comportamiento técnico y rentabilidad y atendiendo a las exigencias que demandan los ciudadanos.

La adquisición de estos últimos vehículos incluye asimismo cursos de formación al personal de gestión, operativo y mantenimiento, orientados al conocimiento, la eficiencia y seguridad. Las 25 furgonetas Kangoo ZE, tienen unas características idénticas a las otras adquiridas anteriormente, aunque la motorización obviamente es distinta. Su autonomía eléctrica es de 170 kilómetros, aunque en conducción real para el reparto se estima en 130 kilómetros. Se distribuirán en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, donde prestarán servicio ya en el mes de enero.

Aún siendo el coste de estas furgonetas más elevado de lo habitual, gracias al Plan de Ayuda Movele 2015, al que se acogió Correos, con ayudas de 8.000 euros por vehículo y de 1.000 euros por punto de recarga, la inversión sólo ha sido algo superior a las anteriores, siendo su coste total de 363.527 euros.

Las 1.000 motos eléctricas son de última generación, de la marca española, radicada en Barcelona, Scutum (participada por La Caixa y Repsol), modelo SO2 Logistic, con baterias de ion litio y autonomía de 70 kilómetros. Se distribuirán en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Zaragoza y Bilbao, estando operativas al finalizar el primer trimestre de 2016. El coste de las motos ha sido de 375.000 euros.

Esta operación de 125 vehículos eléctricos ha supuesto un desembolso total a la empresa de 738.000 euros. La flota de Correos está integrada actualmente por más de 12.600 vehículos, de los que unos 9.000 son motocicletas. Recorren más de 60 millones de kilómetros al año para distribuir cerca de 3.600 millones de envíos anuales.

Correos está apoyando todas las iniciativas de empresas, organizaciones y ciudadanos para fomentar la transición hacia una economía baja en carbono en la que el crecimiento económico se desvincule de la utilización de combustibles fósiles, única vía eficaz para lograr contener el calentamiento global.

Como muestra de la apuesta de Correos por la tecnología del vehículo eléctrico en 2016 se ha asociado a AEDIVE, la asociación empresarial para el desarrollo e impulso del vehículo eléctrico, y fundadora de la Alianza INERCIA, INiciativa Empresarial de la Red de Ciudades Inteligentes y Asociaciones, que engloba a diversas asociaciones para el impulso de actuaciones en el ámbito de las Smart Cities, liderando el área del vehículo eléctrico. Iniciativa en la que desde hace un año participa Correos.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *