Corredera acudirá a la manifestación por una ‘sanidad pública y digna’ si se omite de las reivindicaciones la no adscripción a Manises

0
78

El alcalde de Mislata, Manuel Corredera, está dispuesto a ponerse del lado de todas las entidades vecinales convocantes y de las organizaciones que han anunciado su apoyo a la marcha y acudir el próximo jueves a la manifestación por una sanidad pública y digna para Mislata que ha organizado la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos. Sin embargo, ha advertido de que sólo acudirá si de las reivindicaciones se omite la no adscripción a Manises y la petición de que el Vázquez Bernabeu sea un hospital general.
Preguntado por los medios, Corredera se ha mostrado algo molesto con la Coordinadora de AAVV del municipio porque, según afirma, “se ha enterado de la convocatoria de la manifestación por los medios” y nadie le ha llamado para reunirse con él e informarle “como alcalde” de los motivos de este acto reivindicativo.

Por ello, ha explicado que, una vez se reúna con los convocantes (encuentro que se tendrá que celebrar el martes o el miércoles, puesto que la primera manifestación es el jueves 17 de septiembre) y sepa las reivindicaciones que se van a hacer en la marcha, decidirá su adhesión o no.

La postura del alcalde es clara: si solicitan una sanidad pública y digna, un centro de especialidades para Mislata y que el Militar sea un hospital como el planteado por la Conselleria, es decir, para enfermos crónicos, acudirá sin dudarlo; si entre las peticiones se exige, si embargo, que el hospital militar sea un centro general, como La Fe o el Clínico, o que Mislata no sea adscrito al nuevo departamento de salud de Manises, la manifestación se hará sin su presencia.

Obediente con la Conselleria

En su comparecencia pública tras una reunión mantenida con el secretario autonómico de Sanidad, Luis Rosado, Corredera ha descargado cualquier responsabilidad del cambio de adscripción del municipio al departamento de Manises, de gestión privada, a la Conselleria de Sanidad. Al parecer, el alcalde ha acatado órdenes sin pedir explicaciones pues no ha explicado, ante preguntas de los medios, cuáles son los motivos que han supuesto el nuevo mapa sanitario, un cambio que para distintas organizaciones municipales se debe a cuestiones puramente económicas.

Respecto a las alegaciones presentadas durante el periodo de exposición pública de la modificación del mapa sanitario valenciano que versaban sobre una disminución en el ratio de camas hospitalarias por habitante o servicios deficientes, el alcalde, acompañado en todo momento por su concejal de Sanidad, Ligia Rodrigo, se ha limitado a señalar que el departamento de Manises cumple con las ratios exigidas y que, a pesar de ser de gestión privada, los vecinos van a seguir disfrutando de una sanidad gratuita.

El primer edil ha insistido en que las cuestiones administrativas son responsabilidad de la Conselleria aunque ha recordado que en Elche y Alzira “también se levantaron muchas voces contra los hospitales de gestión privada y ahora todo el mundo está encantado. El tiempo pone a cada uno en su sitio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here