Una víctima de violencia de género y una familia desahuciada, entre los adjudicatarias de 10 viviendas de alquiler social en La Coma

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio ha adjudicado diez viviendas en régimen de alquiler social a familias con escasos recursos económicos del barrio de La Coma en Paterna, lo que ha supuesto una inversión de 65.625 euros.

viviendas la coma

Entre las personas a las que se les han cedido las viviendas, se encontraba el caso una familia que había perdido su casa debido a una ejecución hipotecaria y una persona víctima de violencia de género.

La Generalitat está realizando un gran esfuerzo inversor para mejorar las condiciones del parque público y La Coma es un claro ejemplo dado las intervenciones allí programadas. En primer lugar, está prevista un Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) en el barrio con una inversión de 3,2 millones de euros.

Esta actuación supondrá la realización conjunta de obras de rehabilitación de edificios y viviendas e incluirá la adecuación de zaguanes y elementos comunes; adecuación a la normativa de los suministros eléctricos y de agua; reparación de la red de saneamiento; modernización de ascensores; mejoras en accesibilidad y alumbrado; la rehabilitación integral del edificio Yesa 1 y la reestructuración y adecuación de espacios públicos.

Además, está previsto que este año la Conselleria licite un presupuesto complementario de dos millones de euros para la reparación de unas 120 viviendas en el barrio.

Con estas diez viviendas adjudicadas en La Coma, durante esta legislatura la Conselleria ya ha cedido 171 viviendas a personas con recursos muy limitados y en riesgo de exclusión social en toda la Comunitat. Sólo en el municipio de Paterna ha adjudicado 29.

Dos viviendas más no se pudieron entregar por haber sido ocupadas y asaltadas

La Conselleria tenía previsto adjudicar otras dos viviendas más. Sin embargo, recientemente una de ellas ha sido ocupada ilegalmente y otra ha sido asaltada mientras se estaba llevando a cabo los trabajos de reparación.

La Conselleria va a ser tajante en este asunto y no va a permitir nuevas ocupaciones ilegales en viviendas sociales, ya que impiden acceder a una vivienda a familias sin recursos que respetan la legalidad y les corresponde por derecho. Además, estas ocupaciones ilícitas crean importantes conflictos en los grupos e impiden desarrollar la política de normalización y reforma de las viviendas en las que se está trabajando


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *