Condenados a 22 y 16 años de cárcel por matar a tiros a un empresario de Fuente del Jarro para robarle

0
103

La Audiencia Provincial de Valencia ha acordado las condenas de 22 años y seis meses y 16 años y seis meses para los dos hombres acusados de haber matado a tiros a un empresario del polígono Fuente del Jarro de Paterna en 2012 cuando entraron a su empresa con intención de robar y el propietario, en un descuido, intentó escapar. Fue entonces cuando uno de ellos sacó un arma y le disparó.

El autor de los disparos ha sido condenado a 17 años de prisión por un delito de asesinato y a otro año y medio por tenencia ilícita de armas. Su compañero en los hechos ha sido condenado a 12 años y 6 meses de cárcel por un delito de homicidio. Ambos, además, han recibido una pena de 4 años de cárcel por un delito de robo con violencia e intimidación “con uso de medio peligroso”.

Los hechos ocurrieron en 2012 cuando los dos sujetos ahora condenados se pusieron en contacto con el fallecido con la excusa de realizar negocios con él. Una vez allí, lo amenazaron con un punzón, lo golpearon y lo confinaron mientras registraban las instalaciones en busca de piezas de valor. En un descuido, el fallecido intentó escapar y fue entonces cuando uno de los acusados sacó un arma de fuego del calibre 38 y le disparó seccionándole la aorta y causándole la muerte prácticamente inmediata.

En el juicio, los acusados intentaron reducir su responsabilidad al acusar al empresario de mantener una deuda con uno de ellos de hasta medio millón de euros y de ser él, el fallecido, quien iniciara una pelea con una barra de hierro ante lo cual uno de los acusados cogió un destornillado e hirió al empresario para después dispararle por la espalda sin intención de hacerlo, sino al haber tropezado con algo y habérsele disparado el arma.

Las pesquisas y pruebas, sin embargo, según recoge la sentencia, contradicen esta teoría y confirman que los dos acusados fueron a las instalaciones con el único fin de llevarse todo aquello que de valor encontraran en las mismas. No en vano, los acusados se llevaron un reloj, dos alianzas, un cristo de Dalí y 300 euros en metálico que portaba encima la víctima.

Por todo ello, han sido condenados a 22 y 16 años de cárcel y a indemnizar a la viuda con 156.042, 29 euros y, a sus dos hijos, con 11.983 euros a cada uno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here