Compromís pide a Agustí que no permita la supresión del servicio de la EMT que llega a Terramelar

0
62

El grupo de Compromís per Paterna ha solicitado al alcalde, Lorenzo Agustí, que prime los intereses de la ciudadanía por delante de otros y luche para que la línea 62 de la EMT no deje de prestar servicio al barrio paternero de Terramelar aunque el Consistorio no pueda hacer frente al pago de 70.000 euros que pide el Ayuntamiento de Valencia para compartir el gasto del servicio.
“No podemos permitir que Terramelar se quede sin ningún tipo de conexión directa con la ciudad, al igual que tampoco se pueden pagar ahora los 70.000 euros que pide el Ayuntamiento de Valencia por seguir con el servicio de esta línea de autobús”, explican desde el grupo de la oposición.

El concejal de Compromís Juanma Ramón ha recordado, en ese sentido, que en Paterna ya se han reducido medios públicos de transporte a pesar de que “nunca es deficitario y menos en tiempo de crisis” cuando, señalan, aumentan los usuarios al ser el transporte público más económico que el privado.

En ese sentido, Ramón se ha referido a la decisión del Ayuntamiento de Paterna de reducir las líneas del autobús municipal de seis a una sola y, después, a la reducción por parte de la Generalitat de las frecuencias de Metrovalencia.

Bicicletas públicas

Por otra parte, “desde Compromís nos preguntamos dónde queda toda la negociación que se inició en el mes de octubre, entre Agustí y el alcalde de Burjassot, para crear un consorcio intermunicipal que gestionara el alquiler de bicicletas públicas. Un convenio que, si no recordamos mal, iba a suponer un ahorro del 30% en el servicio, dinero que se podría destinar a potenciar la movilidad sostenible en toda la comarca”, añade el regidor.

“Queremos que Paterna sea la población que esté al frente en movilidad urbana sostenible y eficiente en el área metropolitana, pero es evidente que si desde alcaldía y desde la concejalía de Movilidad no se apuesta por este objetivo, el futuro pinta mal”, concluye el concejal Juanma Ramón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here