Compromís per Xirivella vota en contra de unos presupuestos en los que se destina el triple a Fiestas que a Empleo

0
185

El pleno celebrado el martes 9 de julio en el Ayuntamiento de Xirivella aprobó, con los votos a favor del PP y en contra de toda la oposición, un presupuesto para 2013 de 18 millones de euros que destina a Fiestas el triple (92.850 euros) que a promover el Empleo (28.000 euros). Por ello, y por considerar que se trata de unos presupuestos “austericidas” y “poco rigurosos”, Compromís votó en contra de la propuesta del equipo de Gobierno.

Según el portavoz de Compromís, Ricard Barberà, Xirivella cuenta con una tasa de paro del 20%, del 50% cuando hablamos de población femenina, según datos de la propia Generalitat Valenciana. “Nosotros pedimos que, como mínimo, se igualaran estas partidas, las de Fiestas y las de promoción del Empleo, pero el PP se ha negado”, ha explicado Barberà.

“A nosotros nos gusta la fiesta como a quien más –advierte Barberà–, pero es una vergüenza que en estos momentos se destine más dinero a la diversión que a ayudar a las 4.000 personas que no tienen trabajo en Xirivella”.

Además, Barberà denunció que el capítulo de ingresos se encuentra sobrevalorado, un exceso que Compromís estima en unos 250.000 euros en base a la ejecución de 2012 y a lo que se lleva contabilizado en 2013. Si las partidas de gastos se ejecutan tal y como figuran en el  presupuesto, “a final de año se produciría un aumento de deuda por el desfase entre gastos e ingresos que vendría a complicar aún más la situación económica actual, en la que un 16% del presupuesto anual, tres millones de euros, se destina a pagar capital e intereses de deuda”.

“El PP presume de presentar unos presupuestos equilibrados, pero no es cierto. Buena parte de los ingresos que han presupuestado no se han cobrado nunca y es una imprudencia prever que se cobrarán este año”, señala Barberà.

Por otra parte, Compromís denunció que la regla de financiación de los grupos municipales fuera diferente para los partidos de gobierno que para los partidos de la oposición. Según su portavoz, “la financiación diferenciada de los partidos supone en la práctica decir que unos votos tienen más valor que otros, y eso es absolutamente antidemocrático”.

El PP también votó en contra esta enmienda haciendo referencia a los gastos superiores que el anterior gobierno, de PSOE y EU, tenía en asesores. “Pero a nosotros aún nos parece demasiado dinero los 350.000 euros que Xirivella se gasta cada año para pagar los concejales y asesores del PP”, denuncia Barberà.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here