Compromís asegura que los presupuestos de 2011 están inflados con ingresos “irreales”

0
51

La regidora de Compromís per Paterna, Loles Ripoll, ante los presupuestos de 2011 que el alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí, pretende aprobar en el pleno extraordinario del próximo viernes 30, ha alertado de que “son unas cuentas que van a hacer más grande la bola de nieve del déficit” ya que contempla ingresos “que jamás se producirán”.
Además, asegura que el alcalde “está vendiendo la idea de que serán con superávit cuando sabe que es la ley quien le obliga a hacerlo así”. En este sentido, Ripoll explica que “Agustí está engañando a los ciudadanos y ha hinchado los presupuestos con unos ingresos que no llegarán ni para pagar los gastos fijos “.

Según el informe de Intervención, es un presupuesto “no ejecutable” que por ejemplo incluye en el concepto del IAE un importe presupuestado de siete millones de euros y sobre el cual el interventor dice “que ya finalizadas las inspecciones no será posible lograr”, calculando que han añadido 2.600.00 euros de más para hinchar el presupuesto. Ripoll explica que de las licencias urbanísticas se han presupuestado 2.900.000 euros, “y el interventor avisa de que es una cantidad que no se justifica y que dada la inactividad de la construcción no se van a poder realizar”.

Con estos ejemplos como muestra, “desde Compromís per Paterna no entendemos cómo Agustí no hace caso de todo lo que advierte el informe negativo del interventor”, añade la portavoz del grupo municipal de Compromís per Paterna.

Por esta razón, Ripoll subraya que el alcalde “ha ignorado al interventor, quien le dice que el proyecto del presupuesto municipal de 2011 constituye un presupuesto estructuralmente deficitario, dada la insuficiencia de los recursos ordinarios básicos para cubrir los gastos corrientes y las amortizaciones de capital”.

Para Ripoll, “es un engaño la idea de plan de ahorro que ahora abandera el alcalde porque se trata de un castigo económico, por imperativo legal, por no haber hecho los deberes en 2009. Agustí debería hablar de un plan económico – financiero de reequilibrio a un plazo máximo de tres años”.

“De nuevo nos encontramos con un Agustí desorientado que pretende ganar tiempo presentando unos presupuestos rebajados donde él insiste en hinchar unos ingresos absolutamente irreales”, concluye Ripoll.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here