Comienzan los trámites para recuperar la presa del Pantano, el último elemento clave del sistema de riego del Barranc de l’Horteta

0
18

Desde la delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Torrent se han puesto en marcha los trámites para la intervención arqueológica del Pantano, un espacio al que se accede por el camino del Xorro entre el barrio Caracoles y el Más del Jutge y que posee una gran riqueza como patrimonio histórico del municipio y que se encontraba totalmente abandonado.
El Consistorio ha realizado el estudio detallado del pantano y de su restauración y se encuentra a la espera del informe favorable de la Conselleria de Cultura para poder llevar a cabo la consiguiente licitación y ejecución del proyecto.

Se trata de un azud para el embalsado y encauzamiento de las aguas del Barranc de l’Horteta destinado al riego de los campos de cultivo aguas abajo. Es un enclave con alto valor paisajístico y etnográfico enclavado en el curso fluvial del barranco. El grado de deterioro de la presa y su abandono provoca la necesidad de restaurar éste espacio ya que presenta desprendimientos, oquedades y plantas enraizadas.

La importancia de este bien cultural radica en la probabilidad de que el Pantano fuera construido durante la época romana. En base a la documentación de la Carta de Poblament del año 1248, el Pantano debe haber sido construido con anterioridad a la conquista o expulsión de los moriscos en la Comunitat. Fuentes municipales afirman que “hasta que no se realice el proyecto de ejecución no podremos saber la fecha exacta de la construcción del pantano”. Dudas y probabilidades que de momento quedan en el aire hasta que el proyecto sea aprobado por la Consellería de Cultura y pueda llevarse a cabo la intervención.

Tras el primer estudio de la zona se baraja la posibilidad de que el pantano sea de época romana porque forma parte del complejo hidráulico del Barranc de l’Horteta. Los otros dos elementos principales de este sistema de riego fueron ya restaurados y se determinó su origen. En 2009 se llevó a cabo la intervención arqueológica de los Arquets de Dalt y dos años más tarde, ya en 2011, se intervino en los Arquets de Baix dejando ambos bienes culturales completamente recuperados. Ahora, la intención es llevar a cabo las obras de restauración del Pantano como tercera pieza clave del antiguo complejo hidráulico. Un proyecto que además cuenta con la aprobación del proyecto por parte de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

Durante la anterior legislatura el gobierno popular puso en marcha un plan de rehabilitación y restauración del patrimonio histórico de la ciudad de Torrent, algo que no se había hecho hasta el momento. No sólo con el objetivo de recuperar el patrimonio cultural sino también con la idea de poner en valor espacios donde antiguamente los torrentinos y torrentinas pasaban su tiempo libre por tratarse de lugares donde se mezclaban cultura y naturaleza.

En los años 50 y 60 la presa del Pantano fue un enclave turístico para los torrentinos y los pueblos adyacentes al municipio donde pasaban sus días festivos. La Semana Santa era una fecha clave en la que familiares y amigos se llevaban la mona de pascua y disfrutaban de los días primaverales al sol del Pantano. Pero los años de dejadez en la zona y la despreocupación del gobierno socialista por este espacio verde provocó el abandono y la pérdida total del valor de este espacio natural torrentino.

La situación actual de la presa es un tanto distinta. Ahora mismo el estado de la presa corre peligro por los desprendimientos durante estos años de abandono. Todavía se conserva la caseta donde se encuentran los elementos mecánicos que regulaban la entrada y salida de agua pero aún así, deben restaurarse.

Desde el Ayuntamiento de Torrent el objetivo es poner en valor el espacio como patrimonio histórico y cultural además de devolver a los ciudadanos la posibilidad de disfrutar de la presa del Pantano como antaño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here