Los colegios públicos de Puçol estrenan las mejoras acometidas por la brigada municipal en verano

0
960

Durante los meses de julio y agosto, los centros públicos de Puçol (La Milotxa, Luis Vives, Jaime I, Obispo Hervás y la Escuela Permanente de Adultos) han visto mejoradas sus instalaciones gracias al trabajo de la brigada municipal de obras, que ha seguido un plan diseñado conjuntamente por los equipos directivos de los centros y el Ayuntamiento, coordinando no sólo las fechas y trabajos a realizar, sino también los materiales, ya que la pintura ha corrido a cargo de los colegios y el resto lo ha aportado el presupuesto municipal.

“Somos conscientes de que faltan todavía muchas cosas por hacer y seguiremos trabajando en las mejoras de los colegios públicos en todos los periodos vacacionales, ya sea navidad, pascua o verano”, señala la concejal de Educación, Mery Cortell. “Además, tenemos que agradecer que sea conjunto con los equipos directivos de los colegios que han ayudado a decidir qué era más necesario y, cuando ha hecho falta, han puesto de su parte, por ejemplo la pintura en varios colegios y el arreglo de algunas instalaciones de las cocinas a cargo de los colegios Obispo Hervás y Jaume I”, ha declarado.

Aunque el mantenimiento de las instalaciones de los colegios públicos es una tarea que corresponde a los ayuntamientos, la coordinación entre todos los centros es fundamental para poder atender las necesidades prioritarias con el presupuesto y el plazo existente. Plazo que se reduce en algunos centros al ser la sede de la Escola d’Estiu, por lo que el trabajo conjunto ha sido la clave para desarrollar un amplio plan de restauración y mantenimiento este verano.

En el colegio Luis Vives, entre otras labores, se reparó la verja y las persianas, se repuso el alicatado y se podaron los árboles. Además, se solucionaron los problemas con las puertas que no cerraban correctamente. En cuanto al colegio Jaime I, se soldaron los barrotes de las verjas rotas y se pintaron las puertas oxidadas del aparcamiento. También se plantaron árboles, se pusieron nuevos bancos y se cambiaron las vallas de infantil.

En lo que al colegio Obispo Hervás respecta, se arreglaron los problemas con las manivelas de las persianas, se colocaron arandelas en los grifos de los baños de la planta baja para que quedaran fijos y rectos, y se cambió la malla que separaba el parking de los maestros del patio de infantil, ya que estaba en muy mal estado.

La fachada alta del edificio del comedor de La Milotxa cuenta ahora con una nueva mano de pintura, pero eso no es lo único: se reparó tanto las puertas y marcos deteriorados como el tejado, entre otros desperfectos. En la EPA, la brigada municipal realizó tareas de pintura en las aulas, las rejas de las ventanas y en las pizarras. Además, se colocó un proyector. Y esto solo es una breve muestra del trabajo de reacondicionamiento que se llevó a cabo en nuestros centros.

Por último, la alcaldesa, Lola Sánchez, que estuvo a finales de agosto revisando las instalaciones de los cuatro centros públicos junto a la concejal, agradece a la brigada municipal “su implicación durante todo el verano para realizar el mayor número de tareas mientras los alumnos estaban de vacaciones, algo especialmente complicado en los colegios La Miltoxa y Jaume I, porque estaban ocupados durante el mes de julio con la Escola d’Estiu y ha habido que centrar los trabajos sólo en agosto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here