El colegio Ausiàs March inaugura el nuevo comedor con el que pone fin a más de diez años de falta de espacio

0
882

Cuando una reivindicación cuesta más de diez años de conseguirla, hay que celebrarla. Ayer por la tarde, toda la comunidad educativa del Ausiàs March celebró el éxito colectivo que ha supuesto la ampliación del comedor. Lo hicieron con una inauguración oficial de las instalaciones, en las que la Conselleria de Educación ha invertido 480.000 euros y que han servido para acabar con los históricos problemas de falta espacio. Cada año el centro educativo se veía obligado a hacer un sorteo y dejar sin servicio de comedor a unos 120 niños y niñas, con todos los problemas que esta situación acarreaba a sus familias.

En un acto al que estaban convocados los representantes de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos, el equipo directivo, el profesorado y el Ayuntamiento, con el alcalde, Carlos Fernández Bielsa, y a la concejala de Educación, Ana María Julián, a la cabeza, ayer se inauguró el nuevo comedor y la nueva cocina, que están en funcionamiento desde que el pasado 11 de septiembre arrancara el curso escolar.

Durante su intervención, el alcalde felicitó a padres y profesores del Ausiàs March, denunció las promesas incumplidas de los anteriores gestores de la Conselleria de Educación y agradeció el compromiso de los actuales, “que desde el primer momento entendieron que esto no era un capricho sino una necesidad y han cumplido su palabra con este nuevo comedor”.

Bielsa aprovechó el acto para anunciar que la Generalitat, a través del Pla Edificant, va a realizar importantes inversiones en Mislata en materia de infraestructuras educativas, entre ellas la construcción de un nuevo colegio Maestro Serrano.

La misma satisfacción por el éxito colectivo expresó ayer la directora del centro, Maribel Romero, quien recordó que la falta de espacio se había convertido en un problema social: “Había muchas familias que se quedaban sin servicio de comedor, familias con los padres trabajando que se veían obligadas a dejar a los niños con familiares, en guarderías o solos en casa a la hora de comer”.

Desde este año, todos los alumnos y alumnas que lo solicitan, tienen plaza garantizada, ya que la capacidad ha pasado de 112 a 330 comensales, en doble turno. Además de la ampliación, el proyecto ha supuesto la rehabilitación integral de las antiguas instalaciones, incluyendo estructura, cerramientos y sistemas de calefacción e iluminación, así como la ampliación y renovación de toda la cocina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here