Ciudadanos pierde ocho de los 49 concejales que consiguió en l’Horta en 2015 y otros siete renuncian

0
1644

El fin del bipartidismo propició que Ciudadanos, al igual que Podemos, cosechara en unos resultados electorales en las elecciones municipales y autonómicas de 2015 inauditos para un partido ‘debutante’. En la comarca de l’Horta, alcanzó las 49 actas de concejales. Sin embargo, dos años después, quince de esos 49 ediles han abandonado los grupos municipales de Cs.

Maria Jesus Roig Ciudadanos Foios
Mararía Jeús Roig abandonó el partido de Ciudadanos Foios junto a todos sus compañeros y afiliados el pasado mes de julio.

En ese sentido, Cs sí destaca sobre el resto de partidos políticos que concurrieron a las elecciones: la marcha de cargos públicos, bien manteniendo su acta de concejal y convirtiéndose en no adscritos por evidentes y públicas discrepancias con la dirección del partido, como la que llevó al ex portavoz en Les Corts, Alexis Marí, y otros tres diputados autonómicos a abandonar las filas de Cs el pasado mes de junio, o bien dimitiendo y abandonando la vida política.

En los ayuntamientos de la comarca de l’Horta se han producido estos dos fenómenos: el abandono de grupo y la permanencia como no adscritos de ocho concejales de los 49 que consiguió en 2015 y la renuncia al acta de concejal de otros siete que, si bien alegan motivos personales o profesionales, representan un porcentaje elevado de bajas para un mismo partido en tan sólo dos años de legislatura.

En el primer caso, el abandono del partido por parte de, en principio, sus concejales, ha provocado que Ciudadanos deje de tener representación municipal en algún ayuntamiento. Es el caso de Manises donde el único edil miembro de la lista que consiguió acta de concejal, Juan José Ramírez, ha pasado a ser no adscrito.

Lo mismo ocurre en Benetússer donde su único concejal, José Enrique Aguar, no sólo abandonó el grupo en el Ayuntamiento sino también en la Diputación de Valencia dejando a Cs con una única diputada en la institución provincial.

A mediados del mes de julio, los dos ediles de Foios, María Jesús Roig y Vicente Ilerbaig, también abandonaron el partido y pasaron a ser no adscritos pero, además, los diez afiliados que tenía el partido en el municipio se dieron de baja por lo que, de recuperar Cs las actas de estos dos concejales, no habría nadie en la lista electoral de 2015 que los pudiera sustituir.

En Aldaia, donde Cs consiguió tres concejales, primero se marchó Yolanda Santos y, hace unas semanas, siguió sus pasos Carlos Ibáñez, dejando sola a la portavoz, Patricia García Guasp. También en Catarroja el grupo perdió a una de las dos ediles aunque, en este caso, con polémica y denuncia incluida. El partido denunció a su portavoz, María del Carmen Ibor por un supuesto desvío de fondos. Era junio de 2016, tres meses después, Ibor abandonaba el partido y quedaba como no adscrita alegando que el trabajo y las horas de sueño pérdidas en campaña electoral la convertían en legítima propietaria el acta de concejal.

También eran dos los concejales de Ciudadanos en Rocafort hasta que uno de ellos, Chimo Ribera, decidió el pasado mes de febrero abandonar el partido y el grupo municipal, desencantado con el modo de proceder interno del partido donde, declaró, “la democracia brilla por su ausencia”.

A estos ocho ediles que han dejado las filas de Ciudadanos pero no su labor como concejales (y diputado en el caso de Aguar) se suman otros siete concejales de Cs que sí han dejado el acta que ha sido ocupada por el siguiente en la lista del partido.

Se trata de ediles de Picanya, Sedaví, Catarroja, Paterna, Burjassot, Alcàsser y Godella. Aun a pesar de tratarse de marchas alegando motivos personales, se trata de un porcentaje elevado para el número de concejales que consiguió Cs en l’Horta: de los 49 elegidos en 2015, un 14,2 % han dejado su cargo y otro 16,3 % ha abandonado el grupo municipal para pasar a ser no adscritos.

Con estas cifras y la creación por parte de algunos afiliados de otro partido político (Contigo) que tiene el objetivo de presentarse a las elecciones de 2019, Ciudadanos se enfrenta en la Comunitat y en los ayuntamientos de l’Horta a dos años finales de legislatura llenos de incertidumbre. Solo el tiempo dirá si el goteo constante de dimisiones y renuncias se mantendrá hasta 2019 y marcará los resultados electorales de entonces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here