Cientos de personas se concentran para expresar su preocupación por los recortes en las residencias

0
97

Alrededor de 300 personas, según la organización, se han concentrado este martes a las 19.00 horas en la Plaza de Manises de Valencia, donde se encuentra el Palau de la Generalitat, para expresar la preocupación de los familiares de dependientes que ocupan plazas concertadas en los centros residenciales de la Comunitat por posibles recortes. Entre ellas, los familiares de los dependientes de la residencia l’Albereda, de Alaquàs.
Durante la protesta, convocada por las Plataformas en Defensa De la Ley de Dependencia de Valencia y Comarcas, los manifestantes portaban diversas pancartas con lemas como ‘Todos y todas somos ellos y ellas’ y ‘Ni un paso atrás en la defensa de los derechos sociales’.

Con esta concentración, las plataformas quieren mostrar su “indignación” ante el “oscurantismo” con el que afirman que actúa la Conselleria de Bienestar Social y reivindican “la necesidad de la creación de un catálogo de servicios públicos y de calidad”. Los derechos de estas personas “en ningún caso deberían de verse afectados por situaciones contractuales y presupuestarias”, según han afirmado en un comunicado.

Las entidades han destacado que para la implantación de la ley de Dependencia y dentro del ‘Plan de accesibilidad social’, el año 2008, la Conselleria de Bienestar Social creó 1.800 nuevas plazas concertadas con los centros residenciales que, actualmente, están ocupadas por personas a las que se les ha reconocido el derecho mediante la ley 39/2006 de Promoción de la Autonomía y Atención a las Personas en situación de Dependencia.

Sin embargo, el pasado 21 de junio, el secretario autonómico de Autonomía Personal y Dependencia de la Generalitat, Joaquín Martínez, informó a las empresas con plazas concertadas que, a partir del 31 de agosto de 2010, y por motivos presupuestarios, no se renovarían los contratos de concertación, por lo que quedarían 1.800 personas beneficiarias a la calle y desaparecerían más de 1.000 puestos de trabajo directos e indirectos. En la residencia de Alaquàs hay 43 familias en esta situación y otras tantas en la de Catarroja.

Las plataformas aseguran que se han enterado a través de los medios de comunicación de que tanto la Conselleria de Bienestar Social como el presidente de AERTE han comunicado a las empresas con plazas concertadas que en ningún caso van a dejar en la calle a los 1.800 dependientes, “tal y como al principio parecía”. A pesar de estas declaraciones, las mismas fuentes han indicado que “los contratos de prórroga no se han firmado, sino que supuestamente se hará en los próximos días”.

Las plataformas han señalado que esta noticia “no es más que una solución provisional y temporal, ya que lo más probable es que el concierto sólo se prorrogue por tres meses más, de manera que en poco tiempo la situación podría volver a ser la misma”.

Por ello han decidido seguir adelante con las concentraciones previstas para hoy. “Es necesario –han añadido– que la conselleria sepa que no va a callarnos con un compromiso de sólo tres meses, que nos parece poco serio e insuficiente. Debemos seguir exigiendo que las personas en situación de dependencia y, en concreto, las que están ahora ingresadas en residencias necesitan tener asegurada una estabilidad a largo plazo y no pueden estar a expensas de los vaivenes presupuestarios ni contractuales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here