Cientos de padres, profesores y alumnos reclaman por las calles de Alboraya la construcción de un colegio y un instituto

0
149

Alrededor de 500 personas han recorrido las calles de Alboraya para exigir la construcción de un colegio de Primaria, un instituto y que la Escuela de Adultos sea pública y gratuita. Con un uniforme tono amarillo, padres, madres, profesores y alumnos han protagonizado una marcha lúdica y reivindicativa por la dignidad de la educación pública.
Tras pancartas con lemas como “¿Dónde ponemos a los niños? ¡Uno encima de otro!”, “Si a un cole vols anar, a Alboraia no el trobaràs” o “A l’IES Patacona no cabem, un nou intitut públic necessitem”, la Plataforma por la Educación Pública de Alboraia ha mostrado sus cartas ante las administraciones públicas a las que acusa de la falta de plazas en los centros públicos y del mal estado de escuelas e instituto.

La marcha ha acabado en el Ayuntamiento donde se ha leído el manifiesto en el que, entre otras cuestiones, han exigido la construcción del nuevo colegio Ausiàs March. El actual tiene más de 50 años y los niños están, según la Plataforma, “amontonados en aulas muy pequeñas y dando clase en los pasillos”. Además, sólo dispone de nueve urinarios para 200 niños.

También han exigido la construcción de un nuevo instituto ya que, el actual, tiene ocho barracones para acoger a los niños que no caben en las aulas. Desde la Plataforma ya han advertido de que en dos años no cabrá ningún alumno más.

Y los colegios Cervantes y Patacona tampoco están mucho mejor según la lectura de los miembros de la Plataforma que aseguran que, en el primero, los niños de Primaria contraen enfermedades en los lavabos que están embozados mientras que, en el nuevo colegio del a Patacona se cae el techo de los pasillo y los días de fuerte viento hay que evacuar a los alumnos.

Más allá de las deficiencias de los centros públicos, los manifestantes han reivindicado la falta de plazas en centros públicos. Para el curso que viene, han quedado sin plazas alrededor de un centenar de niños de tres años cuyos padres han tenido que poner como primera opción, colegios de Valencia. Aún así, 33 de estos alumnos han sido escolarizados en centros municipales que no son educativos “aislándolos por completo” de la comunidad escolar.

Y es que, según la Plataforma, llevan 11 años solicitando la construcción del nuevo Ausiàs March ya que fue por entonces cuando se anunció su ejecución. Sin embargo, “después de años de promesas y buenas palabras, la comunidad educativa ya no puede aguantar más” y ha salido a la calle en una demostración de fuerza que piensan reiterar hasta que vean colocada la primera piedra del nuevo colegio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here