PSPV y Compromís critican que en 2013 solo se invirtieron 800.000 euros de un presupuesto de 18 millones

0
133

PSPV y Compromís de Catarroja criticaron ayer tras conocer la liquidación del presupuesto municipal del 2013 que el Equipo de Gobierno “sólo haya sido capaz de invertir unos 800.000 euros en Catarroja cuando el presupuesto municipal supera los 18 millones de euros, que la deuda a 31 de diciembre de 2013 se sitúe sobre los 16 millones de euros y que los impagos superen los 4, 5 millones de euros”.

En esa línea, el PSPV acusa a la alcaldesa de Catarroja, Soledad Ramón, de tratar de confundir a los vecinos al omitir a los vecinos las cifras del endeudamiento y la “nula” inversión realizada durante 2013, “en el que se han invertido poco más del 55% del dinero que tenían presupuestado y un 36% menos del que se invirtió en 2012”.

Según el portavoz socialista Alberto Gradolí, “la alcaldesa se olvida adrede, de mencionar que hay una deuda de casi 16 millones de euros que 3, 3 millones se han de amortizar antes de 2020, con un interés inicial que hemos venido pagando del 5, 9% y que a partir de este año 2014 vamos a tener que comenzar a amortizar ese préstamo”.

Gradolí censuró que se omite las cifras del endeudamiento y de prácticamente la nula inversión realizada durante todo el año 2013; se omite el bajo nivel de mantenimiento tanto de las instalaciones como de los edificios públicos y de las infraestructuras como parques, jardines, polideportivo, fuentes ornamentales sin agua, piscinas cerradas por falta de mantenimiento… “y todo para poder obtener este resultado presupuestario y de esta manera poder cumplir con el compromiso que tuvo que adquirir en 2012 con el Estado para que le autorizara pedir un préstamo de casi 3, 5 millones de euros y, de esta manera poder pagar las deudas y facturas a proveedores que tenía en los cajones”

Por su parte el portavoz de Compromís, Jesús Monzó,   considera que “el PP ha llevado a Catarroja a un caos absoluto en las instalaciones deportivas, en la limpieza viaria y en el mantenimiento de parques y jardines; ha creado conflictos entre trabajadores y ha privatizado servicios que no tienen ningún tipo de control”.

Monzó considera que Catarroja es “una ciudad donde se paga mucho y no existen servicios de calidad ante la falta de rigor de sus gobernantes. En los plenos no existen propuestas del equipo de gobierno, en tres años ningún concejal de barrio ha sido capaz de alzar la voz y decir que alternativas plantea cada concejal para su barrio, a no ser que entiendan que los barrios funcionen y que la calidad de vida de la ciudadanía ha mejorado con los años de gobierno del PP”.

Para Monzó,   “el PP de Catarroja aún no ha entendido que la solución a la crisis no está en poner parches y en tapar agujeros sino en dar soluciones reales a la ciudadanía”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here