Catarroja coloca ‘pruebas periciales’ junto a los excrementos caninos para denunciar la actitud de sus dueños

0
71

El Ayuntamiento de Catarroja ha puesto en marcha una campaña de participación ciudadana para eliminar los excrementos de las mascotas en parques, jardines y vías públicas de la localidad colocando ‘pruebas periciales’ junto a ellos.
Bajo el lema “En són pocs, però encara embruten, ajudan’s a identificar-los”, comienza esta novedosa campaña medioambiental, que se va a desarrollar durante más de un año y tiene como principal objetivo concienciar a la población sobre este problema y actuar frente a aquellos ciudadanos que no cumplen con la ley y no recogen los excrementos de sus mascotas.

Para conseguirlo, el consistorio ha preparado esta campaña donde la participación ciudadana cuenta mucho, para mover a la acción y entre todos poder frenar los excrementos de las mascotas en calles y parques de la localidad.

Esta iniciativa, presentada hoy a los vecinos por el alcalde, Francisco Chirivella, y el edil de Medio Ambiente, Agustín Mimbrera, está orientada al ciudadano en general, no sólo al dueño de perro y tiene varias fases, según han explicado los responsables municipales.

“La gran mayoría de propietarios de perros son muy respetuosos, son sólo unos pocos los que no cumplen con la normativa y hay que buscar la colaboración de todos para que la respeten”, según el alcalde.

A lo largo de esta semana, el Ayuntamiento ha colocado diferentes ‘Pruebas periciales’ al lado de los excrementos en los cinco parques de la localidad más frecuentados por los perros, con el objetivo de llamar la atención y concienciar a toda la población, sobre todo, a aquellos propietarios de perros que no cumplen con su obligación de recoger los excrementos.

“Esta acción persigue concienciar de la necesidad de recoger los excrementos en beneficio de todos”, ha indicado Mimbrera. Los puntos elegidos para llevar a cabo esta primera etapa de la campaña han sido la plaza dels Furs, la pinada de Cristòfol Aguado con Blasco Ibáñez, el parque de Barraques, el de Paluzié y hoy, el parque de Horteta, donde se ha presentado a los vecinos la campaña.


A lo largo de estos meses, los vecinos podrán colaborar en la campaña. Así, se va a poner en marcha una patrulla verde, un grupo de voluntarios que entregarán a los dueños de los canes que no cumplan la normativa una multa ficticia para informarles de sus deberes y obligaciones, una acción que estará reforzada con la acción policial.

Para ello, el Ayuntamiento ha creado una dirección de correo electrónico (nomesmones@catarroja.es), donde los vecinos podrán enviar fotografías de los hechos con sus denuncias vecinales. Con estas fotografías, la Policía Local podrá actuar para localizar al infractor.

El Ayuntamiento se ha comprometido a aumentar la instalación de pipicanes y dispensadores de bolsas para recoger los excrementos y crear nuevos lugares para el ocio de las mascotas como el nuevo parque ‘8 de marzo’, con más de 400 metros cuadrados para los perros, que pronto se inaugurará, según ha avanzado Chirivella. No obstante, es “necesaria la ayuda de todos”, ha recalcado.

La campaña finalizará en mayo de 2010 con una fiesta final en un parque para perros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here