Catarroja aprueba construir un aparcamiento subterráneo en el mercado y renuncia al párking de El Fumeral

0
81

El ayuntamiento de Catarroja quiere dar solución a una de las principales demandas de los vecinos de la localidad, como es el problema de aparcamiento, mediante la construcción de un aparcamiento subterráneo en la plaza del Mercado. Para ello, el pleno municipal ha aprobado por unanimidad solicitar al Consell que destine a este proyecto la mayor parte de los 5’4 millones de euros del ‘Plan Camps’.

+ Los socialistas se congratulan de la aprobación de un parking municipal público en el mercado

De esta manera, Catarroja remodelará el entorno del mercado municipal con estos fondos como una apuesta por “dar respuesta a la necesidad de plazas de aparcamiento en el centro del municipio, en concreto del barrio de Barraques y de la plaza del Mercat”, según ha explicado el alcalde, Francisco Chirivella, durante el pleno extraordinario celebrado hoy para debatir el destino de los fondos.

El aparcamiento subterráneo será de dos niveles, con cerca de doscientas plazas. Una vez finalizadas las obras, se reconstruirán los viales con el objeto de mantener las plazas actuales de la superficie.

El proyecto de aparcamiento subterráneo en la plaza del Mercado de Catarroja tiene un coste total de 5’2 millones de euros, incluyéndose tanto los costes de ejecución de la obra como la redacción de proyectos.

Está previsto que las obras de este importante proyecto duren 16 meses, tiempo en el que la actividad comercial del mercado no se verá afectada. El alcalde ha señalado que los vecinos de la zona podrán aparcar en el parking municipal de la plaza Mayor, muy cercano al mercado, para “evitar al máximo las molestias que se ocasionen”.

Además, el mercadillo exterior que se celebra en los alrededores del edificio del mercado se desplazará a alguna zona cercana para causar las menores molestias posibles a los vecinos de la zona.

Reforma de la sede de la Policía Local

La reforma de la sede de la policía municipal de Catarroja, ubicada en la planta baja del edificio del antiguo ayuntamiento, es otra de las inversiones que quiere realizar el consistorio con los fondos de la administración autonómica.

El coste total de este proyecto asciende a 200.000 euros y supondrá la mejora de las instalaciones del retén, que ocupará la planta baja del edificio junto al aula de recursos informáticos, y la eliminación de barreras arquitectónicas en el edificio.

La Oficina del Consumidor se trasladará a la primera planta, junto al centro de mayores de les Barraques que ya está construyendo el Ayuntamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here