Catarroja advierte de que una urbanización de Albal provoca inundaciones y Marí alerta de un “embudo” en la Pista de Silla

0
86

Los Ayuntamientos de Catarroja y Albal se han enzarzado en una polémica a cuenta de las inundaciones provocadas por las intensas lluvias de la semana pasada. Mientras el municipio de Francisco Chirivella alerta de que la ausencia de una red de pluviales en una urbanización albalense provoca avenidas de agua en el Camí de les Corregudes, que une ambos municipios, desde Albal denuncian el “embudo” que Catarroja tiene en la Pista de Silla.
El alcalde de Albal, Ramón Marí, ha denunciado que la parte de la población de Catarroja que linda con la albalense sufre inundaciones, cuando llueve de forma intensa, porque “entre el casco urbano y la Pista de Silla hay una tubería de desagüe demasiado estrecha, la mitad de lo que debería ser, que hace de embudo, además de una balsa de laminación del agua que no funciona adecuadamente”.

Consultados sobre esta cuestión, Catarroja explica que no tienen ningún problema en esa zona y que la red de pluviales del casco antiguo así como la del polígono se encuentran en perfectas condiciones.


Marí se basa en un informe técnico “que pidió y tiene el propio Ayuntamiento de Catarroja desde 2005, al que el alcalde, Francisco Chirivella, no ha hecho ningún caso, cuando tenía que haber solucionado hace tiempo este grave problema de su municipio y no intentar eludir su responsabilidad echando injustamente la culpa a la localidad vecina con excusas de mal pagador”.

El alcalde de Albal se ha defendido así de las denuncias puestas en conocimiento de la Comisión Territorial de Urbanismo por parte del Ayuntamiento de Catarroja quien advierte de que la urbanización que se está levantando en la zona de Albal que linda con Catarroja a través del Camí de les Corregudes impide que el agua se filtre al subsuelo al haber cimentado las calles y no haber llevado a cabo la construcción de una red de pluviales adecuada.

Aunque el Consistorio de Catarroja afirma que no pretendía con esta denuncia crear ningún tipo de conflicto con Albal y que “existe buena sintonía entre ambos ayuntamientos para solucionar estos problemas”, Marí ha contraatacado aludiendo a un informe elaborado por una empresa de ingeniería en abril de 2005 sobre el drenaje del agua de lluvia en el casco urbano y el polígono de Catarroja.

El citado texto señala que hay un “punto crítico, el cruce de la acequia bajo el ferrocarril, y 300 metros aguas arriba”, hacia la calle Pelayo y en dirección al Camí de les Corregudes, en el que “la capacidad hidráulica es de 9, 5 metros cúbicos por segundo”, cuando debería ser de 19, el doble. Los técnicos afirman que esta limitación del desagüe es la que “provoca inundaciones en la zona sureste del casco urbano”, incluso en caso de lluvias no demasiado intensas, según explican desde Albal.


El Gobierno liderado por Marí insiste en que esta no es la única deficiencia señalada en el informe ya que, además, se advierte de que una balsa de laminación de agua existente entre las vías férreas y la
Pista de Silla, en el polígono industrial, está “infrautilizada”, el funcionamiento de su compuerta de regulación no es adecuado y la acequia que desemboca en ella es pequeña.

Según el informe, “para conseguir el nivel de seguridad frente a avenidas asumido en el diseño de la balsa sería necesario elevar la capacidad hidráulica de este tramo hasta 17 metros cúbicos por segundo”, realizar el “recrecimiento de la compuerta y de la acequia” e incrementar la capacidad de desagüe bajo la Pista de Silla con una tubería adicional.

El alcalde albalense, Ramón Marí, asegura que, en la prevención de inundaciones, “Albal tiene los deberes hechos, con el plan ya elaborado, el de mayor envergadura de la comarca, y que se pondrá en marcha pronto, cosa que no puede decir el alcalde de Catarroja, que aún no lo tiene, ni tampoco la Generalitat, que aunque ha prometido inversiones millonarias en la zona a través del Patricova, todavía no ha invertido un euro en las obras necesarias”.


Marí recalca que “lo primero que tendría que hacer el alcalde de Catarroja es realizar cuanto antes las actuaciones planteadas en el informe técnico para evitar inundaciones en la zona sureste del casco urbano y el polígono industrial, y después elaborar un plan para toda la población, tomando como ejemplo el que tiene Albal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here