Catacumba inaugura el sábado su novena edición repleta de sustos, gritos, miedo y buen cine

0
41


El Festival se mantiene fiel a sus señas de identidad: entrada gratuita y una cuidada selección de los largometrajes que serán proyectados del 25 al 30 de diciembre en la sala Villa Teresita de Godella (la programación se puede consultar en www.catacumba.org).

“El Festival se ha convertido en un referente cinematográfico, cada año la propuesta crece en calidad y cantidad”, comenta Javier Llorens, director de Catacumba, que cuenta con la colaboración, entre otros, de las concejalías de Juventud y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Godella y de la Filmoteca Valenciana.

Catacumba tiene además el atractivo añadido de su Festival Internacional de Cortometrajes (FICCA´T) al que este año se han presentado 171 cortometrajes, procedentes de diferentes rincones de España, Europa y América Latina. Doce de ellos serán proyectados en la fase final de concurso. Habrá tres premios: uno del jurado, de 600 euros; otro por la misma cantidad, otorgado por el público asistente a las proyecciones y otro de 400 euros, otorgado por la organización al corto más entrañable, con el que quieren premiar a los cortometrajes realizados “con mucho ingenio y poco presupuesto”, señala Llorens.

Además, el FICCA´T mantiene las peculiares estatuillas para los premiados: el Feto de Oro para los ganadores de los premios del jurado y del público, y la Muñeca Rota, para el premio al corto más entrañable. Las estatuillas de la presente edición han sido realizadas por Pablo Llorens, doble ganador del Goya al mejor cortometraje de animación.

Catacumba cuenta con actividades paralelas, como el ya tradicional Certamen Internacional de Gritos José María Ferrando, que el 25 de diciembre premiará a las voces más desgañitadas. También los cortometrajes autóctonos tienen cabida, con su programación en las sesiones de apoyo a la cinematografía local.

Además, por primera vez, Catacumba abrirá una sala paralela, con servicio de bar, donde se proyectarán cortometrajes fuera de concurso y se exhibirá la exposición ‘Espantabrunes’ de la artista Cristina de Cos. Y, como clausura de la edición de este año, habrá fiesta de Nochevieja en el antiguo matadero de Godella, con terroríficas campanadas incluidas. Unas navidades de miedo. “Proponemos una forma diferente de pasar estos días, acompañados de amigos viendo películas que nos provoquen miedo, risa y asco”, concluye Llorens.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here