Cárnicas Serrano proyecta su internacionalización desde su sede central en el polígono Fuente del Jarro

0
64

La compañía de alimentación Cárnicas Serrano ha cerrado 2012 con 15, 5 millones de euros de facturación en mercados de la Unión Europea, un 10% más que el ejercicio anterior. Estas cifras consolidan la tendencia de crecimiento de esta compañía que se sitúa entre las primeras españolas de su sector en volumen de producción. En 2012, ha conseguido afianzar su presencia en grandes mercados europeos como Francia y Alemania.
En este sentido, invertirá 1 millón de euros para la instalación de una nueva línea de loncheado destinada al envasado de curados con destino internacional capaz de duplicar la producción y satisfacer la demanda.

Hace más de veinte años que la compañía emprendió su proceso de internacionalización, siendo en 1991 la primera empresa valenciana de alimentación autorizada por la UE para exportar sus productos. Desde entonces ha ido ganando peso, principalmente en países como Francia y Alemania.

En la actualidad el 30% de las ventas totales de la compañía corresponde a mercados de la UE. En su plan estratégico, Serrano se ha fijado como objetivo acabar 2015 con el 50% de la facturación global procedente de mercados internacionales manteniendo los crecimientos de los últimos años en el mercado nacional, consolidándose en países como Reino Unido, Portugal, el llamado Benelux, Dinamarca, Suecia y Noruega.

Actualmente, tiene presencia en algunas de las principales cadenas de distribución europeas como son Edeka, Intermarché, NorgesGruppen, Leclerc o Auchan, entre otras. Por otro lado, Serrano lleva presente en Cuba, a través de la filial Cárnicas Bravo, desde el año 1996. Esta es la primera empresa cárnica de la isla con sede en La Habana y anualmente factura unos 37, 1 millones de dólares y cuya producción está destinada principalmente al sector hostelero y turístico.

Experiencia auténtica y genuina

En los países europeos, Serrano refuerza los conceptos de artesanía, tradición, originalidad y autenticidad. En este sentido, el prestigio internacional del que gozan el sector agroalimentario español contribuye a la construcción y refuerzo de la marca España, hecho que se manifiesta con la apertura de cada vez más empresas agroalimentarias españolas a mercados antes inaccesibles, abriendo a su vez la puerta a compañías de otros ámbitos.

Serrano vuelca todos sus esfuerzos en transmitir valores como la autenticidad para ser una marca que traslade a los consumidores la experiencia auténtica y genuina de disfrutar de los productos típicamente españoles. Esta estrategia le ha permitido posicionarse como una de las marcas de referencia en diferentes cadenas de distribución europeas.

La compañía valenciana de alimentación cerró 2011 con 51 millones de euros de facturación global, un 7, 3% más que el ejercicio anterior y con una producción de 12.227 toneladas de elaborados cárnicos. El 30% de esta cifra corresponde a mercados internacionales.

Para operar con las máximas garantías en estos mercados, Serrano cuenta con un sistema de calidad y seguridad alimentaria avalado por las certificaciones europeas BRC e IFS, necesarias para operar con las grandes empresas de distribución europeas. El objetivo de estas normas es lograr la máxima seguridad en los procesos de fabricación y manipulación de alimentos e incrementar la calidad, y la legalidad requerida para el suministro de productos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here