Carlos Escutia: “‘El vendedor de humo’ es un trabajo de veinte alumnos y de cuatro o cinco profesores, es una obra colectiva”

0
188

Carlos Escutia es licenciado en Bellas Artes y responsable de la escuela de animación PrimerFrame. Nacido es Alaquàs y gran amante de todo cuanto rodea al mundo del cómic, la ilustración, el cine y los videojuegos, su trabajo como productor del ‘El vendedor de humo’ le ha permitido alzarse con un merecidísimo premio Goya 2013 al mejor corto de animación. Durante una breve charla, Escutia cuanta para nuestro periódico el carácter colectivo de la obra y el potencial creativo que tienen los estudiantes de animación.
Hortanoticias: Dinos qué es lo que se siente recibir un Goya teniendo en cuenta, sobretodo, que PrimerFrame es escuela de animación.

Carlos Escutia: Bueno…, lo que se siente, en primer lugar, es sorpresa porque, claro…, ninguno de nosotros esperaba recibirlo porque había algunos cortometrajes compitiendo de gran nivel y, además, teníamos la característica de que no somos un estudio de animación en el que trabaja gente profesional del sector. Entonces, claro… Era como no tener esperanzas de ganar, ¿no?; es decir, hemos llegado hasta la final pero va a ser como un poco imposible porque aquí entran otros factores distintos…, económicos, intereses de productoras y tal y tal y… Bueno, pensábamos que las votaciones las movían otras cosas, a parte de la calidad de un corto, y resulta que no, que nos equivocábamos que, efectivamente, es como dicen, que el voto es completamente libre y que la gente votó lo que le gustó y lo que votó es lo que vale.

H.: Se suele pensar que, en unos premios como los Goya, pueden haber intereses que se decantan en uno u otro sentido tanto para un corto como para un largo.

C.E.: A nosotros nos sirvió, precisamente, para eso, para darnos cuenta de que… ¡Podríamos ganar, incluso, otro año! Quiero decir…, pensábamos que era una cosa y fue otra. Bueno…, los cortos que hacemos tienen bastante calidad y bastante nivel en 3D y no es habitual ver un corto así y, de hecho, no salen muchos en España con esa calidad.

H.: Supongo que resulta gratificante ver que un trabajo tan estupendo como ‘El vendedor de humo’ se construye de forma colectiva desde una escuela de animación y acaba teniendo un reconocimiento nacional, ¿verdad?

C.E.: Por supuesto. El resultado es mucho más que gratificante. ‘El vendedor de humo’ es un trabajo de veinte alumnos y de cuatro o cinco profesores, es una obra colectiva. Bueno, cuando digo profesores me refiero también a profesores en calidad de supervisores en el taller de cortometrajes, que es el resultado de toda una línea de trabajo, como la práctica final que tenemos aquí en la escuela. Y, como práctica final, tienen que hacer el cortometraje, durante seis meses y… Bueno, realmente, todo, todo, nace de ellos…, el guión, la sinopsis, la idea, es un poco todo lo que los alumnos trabajan, aprenden y realizan aquí.

H: Aunque en los títulos de crédito figura Jaime Maestro como director el resultado es colectivo, es decir, que incluye maestros y alumnos.

C.E.: Sí, sí. Es el trabajo de una veintena de alumnos y es un trabajo que lo hacen entre todos. Participan desde la primera fase del guión hasta el render final, ellos se encargan de vigilar las máquinas para render… O sea, es un trabajo de principio a fin de los alumnos.

H: ¿Haber conseguido un Goya significa mayor atención a vuestra escuela y un mayor interés por vuestro trabajo?

C.E.: Sí, claro. Tener un Goya, junto con el resto de premios que ha ganado el corto, para nosotros tiene dos funciones claves que serían la promoción de la escuela, lógicamente mucha más gente la conoce, pero sobretodo, por encima de todo, es el caché que le da a los alumnos. Quiero decir, haber participado y haber trabajado en algo real que ha conseguido ser premiado y ser reconocido. Creo que ellos deben sentirse muy satisfechos y esto también retroalimenta a la escuela. Es publicidad que ellos hablen bien de nosotros y nosotros de tener alumnos tan buenos.

H: Quizás Valencia sea una de las ciudades españolas donde más se cultiva la ilustración y el cómic y donde más surgen talentos para el mercado de la animación, ¿cierto?

C.E.: Pues sí que lo es y siempre lo ha sido. Desde series míticas como Los Picapiedra, los Pitufos o Willy Fog siempre ha habido dibujantes o especialistas valencianos trabajando. Creemos que ahora hay una nueva generación de artistas que pueden devolver a Valencia ese espíritu de diseño y creatividad. Tiene mucho que ver con las fallas y la cultura de diseñar formas y personajes y…, bueno, las fallas son mucho 3D, ¿no?

H: ¿Ya tenéis un nuevo proyecto en marcha?

C.E.: Aquí en la escuela siempre tenemos varios proyectos en marcha y, por suerte, nuestros alumnos no paran de darnos ideas y material creativo para cortometrajes, publicidad, diseño… Es uno de los pilares de PrimerFrame y queremos que se mantenga así.

H: Gracias por haber recibido a nuestro medio y que sigáis cosechando éxitos.

C.E.: Gracias a vosotros y podéis visitarnos cuando lo deseéis. © Hortanoticias/Jimmy Entraigües



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here