Camps acude a la puesta en servicio de las obras de mejora del enlace de la CV-35 con el bypass

0
37

El president de la Generalitat, Francisco Camps, ha asistido hoy a la puesta en servicio de las obras de mejora del enlace de la CV-35 con el By-Pass (A-7), un punto que soporta el tráfico más elevado de la red viaria valenciana, ya que por él diariamente circulan más de 200.000 vehículos.
Camps ha afirmado que con proyectos como la CV-35 se avanza “en un desarrollo coherente que ya fue recogido en el plan de inversiones estratégicas (PIE), en el que se contemplan acciones en distintos ámbitos como son las infraestructuras de la comunicación, la energía o la mejora del uso racional del agua”.

Según fuentes de la Generalitat, la administración autonómica ha invertido 450 millones de euros para mejorar las conexiones entre los 13 municipios que forman parte de la 3ª Área Metropolitana de España, la de Valencia, cuya población asciende a más de 1, 5 millones de habitantes

La CV-35 es una autovía de altas prestaciones que en 55 kilómetros une 13 municipios que forman parte del área metropolitana de Valencia. Se trata de una autovía estratégica que vertebrará el territorio al mejorar la entrada a Valencia de casi 700.000 habitantes de las comarcas de Camp de Túria, L’Horta Nord y Oest, Los Serranos y el Rincón de Ademuz.

Asimismo, esta autovía mejorará la competitividad de las 5.000 empresas que se sitúan en los parques y polígonos industriales de su ámbito de influencia.

El pasado mes de julio Camps inauguró el tronco principal de la concesión para la reforma, conservación y explotación de la autovía CV-35 en su tramo Valencia-Losa del Obispo y su conexión con la nueva Autovía CV-50 Ronda Metropolitana (variante norte de Banaguasil).

Cabe destacar que en los ocho meses desde que el President inauguró la CV-35 ya han circulado 25 millones de vehículos por la Autovía del Turia CV-35 (100.000 vehículos diarios).

La infraestructura entre Valencia y Losa del Obispo es la primera fase de las obras de ampliación y mejora de la CV-35. Con la ejecución de la totalidad de actuaciones previstas en la concesión, se dispondrá la construcción de una autovía de tres carriles por sentido entre Valencia y Llíria, una autovía de dos carriles entre Llíria y Losa del Obispo y la eliminación de las travesías de Casinos y Benaguasil.

Con la apertura al tráfico del nuevo enlace se mejoran los desplazamientos Barcelona-Valencia y Alicante-Ademuz, en los que se sustituye el lazo por un ramal semidirecto, cruzando la CV-35 con una nueva estructura. Además se han realizado cambios en el trazado de los otros seis movimientos del enlace.

El nuevo diseño ha puesto gran cuidado en nuevas medidas para mejorar la seguridad vial y atenuar las consecuencias de un accidente por salida de calzada, especialmente instalando sistemas para protección de motoristas.

La remodelación es una mejora propuesta por la concesionaria y en la que el Consell hace una inversión de 7 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here