Burjassot y Obra Social La Caixa muestran la realidad de los campos de refugiados de Ruanda

0
13

La Casa de Cultura de Burjassot será testigo, del 15 de septiembre al 12 de octubre, de la realidad en que viven miles de personas en los campos de refugiados de Kiziba y Gihembe, en Ruanda. Una realidad que llega al municipio de la mano de Obra Social La Caixa con la exposición didáctica Refugiados: vidas en tránsito, que se podrá visitar, de lunes a viernes, de 9 a 21 horas. La entrada es gratuita.

La exposición se completará con visitas guiadas pensadas, tanto para los centros educativos, que deben concertarlas vía telefónica, como para los visitantes en general que deseen visitar la muestra con la información complementaria que aporta el guía. El horario de las visitas guiadas será de 9 a 13 horas y de 16 a 20. Además de las visitas concertadas, todos los días a las 19 horas, se realizará una visita guiada para los presentes.

Tras la visita la muestra, los alumnos de los colegios visitantes realizarán un taller didáctico con el objetivo de que puedan asimilar más profundamente los contenidos de la exposición. Entre otras cosas, aprenderán qué significa ser una persona refugiada, qué es un campo de refugiados o cuáles son las difíciles condiciones de vida para estos refugiados. El taller está indicado para los ciclos medios y superior de primaria y para los cursos de ESO.

Refugiados: vidas en tránsito presenta en Burjassot la vida de estas personas a través de seis ámbitos conceptuales: una breve introducción a los campamentos, los propios campamentos de refugiados, la cabaña, diferentes testimonios, el programa de Cooperación Internacional de la Fundación La Caixa y un documento multimedia interactivo sobre la situación actual de los refugiados en el mundo. A través de
todos estos campos temáticos se transmitirá lo que supone pertenecer a una de estas vidas en tránsito, cómo más de 37 millones de personas en el mundo han tenido que huir de sus lugares de origen, casi siempre en un escenario de injusticia y de la violencia y cómo, aproximadamente un tercio de ellos, están instalados provisionalmente en campos de refugiados.

La región de Los Grandes Lagos de África se encuentra desde hace décadas en una situación de conflicto grave. Ello ha causado grandes matanzas y movimientos masivos de población. La población tutsi congoleña que vivía en las regiones fronterizas entre Congo y Ruanda, fue víctima de masacres y más de 50.000 personas tuvieron que huir de la región e irse a Ruanda. Los campos de refugiados de Kiziba y Gihembe se crearon en 1996 y 1997 respectivamente, bajo el amparo del ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), como consecuencia de estos conflictos.

Desde entonces, el Congo se encuentra inmerso en una guerra que no ha permitido a los refugiados volver a sus hogares. En el año 2005 se estimaba que en cada uno de los dos campos había una población aproximada de 18.000 refugiados. Se trata de una población rural, dedicada al pastoreo y de condición muy pobre.

Una nueva colaboración del Instituto Municipal de Cultura y Juventud de Burjassot con Obra Social La Caixa, entidad que lleva desde el año 2004 colaborando en varios proyectos dirigidos a refugiados en Ruanda y, desde 1997, comprometida con la erradicación de la pobreza mediante la promoción y el apoyo del desarrollo socioeconómico sostenible en poblaciones de África, Asia y América Latina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here