Burjassot sigue a la espera de que se amplíe el ambulatorio de Ruber i Villó 10 años después de expropiar los terrenos

0
58

El grupo municipal socialista ha instado a la Generalitat a acometer la ampliación del ambulatorio de Ruber i Villó, cuando se cumplen 10 años desde que se terminara la expropiación de terrenos y 13 desde que empezaran a detectarse carencias en este centro de salud.
En un comunicado, fuentes del grupo socialista recuerdan que se remonta a 1996 esta lucha de los sucesivos equipos de gobierno. Este año fue cuando, motivados por la ya entonces urgente necesidad de ampliación de consultas y servicios de urgencia, se inició la expropiación de los terrenos de la Plaza de la Concordia anexos al actual Centro de Salud.

Fue en 1996 cuando comenzaron a detectarse los problemas en los centros de salud del municipio, “faltan consultas, personal y no se ha restituido el vehículo que transportaba a los médicos de urgencia, retirado por Conselleria sin explicación alguna”, según las mismas fuentes.

En 1999, sin ser una competencia municipal, el Ayuntamiento de Burjassot terminó por expropiar los terrenos anexos al Centro de Salud para cederlos a la Conselleria de Sanitat competente para que procediera a la ampliación.

Fue 6 años más tarde, en el 2005, cuando por primera vez se adquirió un compromiso verbal por parte de la Conselleria para llevar a cabo esta ampliación.

Un año más tarde, en el 2006 y en presencia del alcalde, que se personó ante el director general responsable, se cuestionó la premura de dicha ampliación y se adujo que los terrenos anexos “se acababan de ceder” pues “recientemente se habían inscrito en el registro de propiedad”.

Ante la perplejidad de los responsables municipales, se informó al responsable autonómico de su “error”.

Según continúan relatando los socialistas en un comunicado, con el paso del tiempo, estos problemas se fueron agravando con “colas de espera más largas, mayores carencias de infraestructuras así como de personal que dificultaban seriamente el servicio, seguíamos sin disponer de un vehículo de urgencias, problemas de transporte de los médicos de urgencia que deben de hacer uso del taxi en horario nocturno, etc”.

Fruto de las gestiones conjuntas de Ayuntamiento y Federación de Asociaciones de Vecinos de Burjassot, finalmente fue consignado en los presupuestos de la Generalitat Valenciana del 2007 la redacción del proyecto de ampliación del centro de salud y la obra, por una valor total de 1.795.480 euros.

El año pasado se reservaron 1.491.420 euros; cantidad que correspondía a la ejecución de las obras. Ante las reclamaciones, se transmitió lo que, en principio, era un compromiso firme. Sin embargo, en la partida presupuestaria terminó apareciendo un triste “no ejecutado”.

Finalmente, en 2009 se reflejan 1.193.140 euros en los presupuestos de la Generalitat. Esto lo atribuyen a que ya han sido licitadas las obras, pero no adjudicadas, ya que a día de hoy siguen sin abonarse las tasas de la licencia concedida hace 2 años.

Desde el PSPV de Burjassot consideran insostenible esta situación, “no sólo por la desidia ante una cuestión como la sanidad pública, sino por cómo se están viendo afectados los ciudadanos de Burjassot en su calidad de vida”.

Por ello, han exigido que se formalice la adjudicación pendiente de estas obras. “No se trata de una cuestión política, sino de primera necesidad”, han concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here