Burjassot rebaja el Presupuesto en un 14% con medidas que incluyen la supresión de seis puestos de trabajo

0
67

Los miembros del equipo de Gobierno han aprobado en la Comisión de Economía y Hacienda el presupuesto municipal de 2012. Un documento que recoge el descenso de un 14% en el presupuesto respecto al de 2010, el último aprobado, pasando de los 26, 1 millones de euros a 22, 4 millones. Entre las medidas adoptadas para reducir el gasto, se ha incluido la supresión de seis puestos de trabajo.
Las cuentas municipales para el presente ejercicio, que se debatirán en el pleno del próximo martes, “se han ajustado al fuerte descenso de ingresos que sufren los ayuntamientos por la crisis”, han explicado desde Burjassot donde la caída de ingresos prevista roza el 8, 3%. Entre ellos, los ingresos por el impuesto de construcciones se van a reducir en cerca de un 83% y la recaudación por tasas más de un 20%.

Aunque el fuerte descenso de ingresos se ha compensado en parte con la actualización de impuestos directos aprobada a finales de 2011 después de que estos permanecieran congelados desde 2006, este año se prevé ingresar hasta 2 millones de euros menos que en ejercicios anteriores.

La reducción de ingresos conlleva, necesariamente, un recorte en el gasto, una actuación que el equipo de Gobierno de Burjassot ha hecho, según defiende, teniendo como prioridades mantener los puestos de trabajo y los servicios prioritarios para la población. Sin embargo, sí se ha recortado el Capítulo 1, el de Personal, con la supresión de seis puestos de trabajo.

En ese sentido, aunque el Gobierno municipal asegura no ser partidario de esta medida, explica que “las circunstancias actuales obligan a rebajar el Capítulo 1 para poder cumplir la normativa vigente y el techo de gasto impuesto a los consistorios por el Gobierno”.

El presupuesto contempla la reducción de seis puestos de trabajo en la totalidad de la plantilla municipal, “una cifra que ha sido estudiada de forma pormenorizada y que responde a criterios de puestos de trabajo que no son estrictamente necesarios para el mantenimiento de los servicios a los ciudadanos de Burjassot y que pueden ser asumidos por el resto de la plantilla municipal”.

El equipo de Gobierno también ha optado por un ajuste en las partidas de productividades y gratificaciones, y por modificar cinco contratos con una rebaja de jornada, asimismo, se amortizarán las plazas de jubilaciones y por ley, no se podrá realizar la renovación de contratos finalizados a lo largo del ejercicio actual.

“La apuesta por mantener los puestos de trabajo se ha mantenido incluso en aquellos casos en los que los empleos están vinculados a subvenciones de la Generalitat Valenciana”, explican desde el Consistorio.

Menos gasto corriente

Lograr este ajuste de las cuentas del Consistorio al nuevo escenario económico ha sido fruto de un intenso estudio por parte de todas las concejalías de todas las partidas del presupuesto. Asimismo, el Plan de Ajuste aprobado recientemente obliga a un techo de gasto que debe estar contemplado en el Presupuesto actual y siguientes, y que responde, acorde al nuevo Decreto Ley planteado por el Gobierno central, a un planteamiento de caja única y trabajo de tesorería efectiva de los ayuntamientos.

El alcalde de Burjassot, Jordi Sebastià, ha manifestado que “son unos presupuestos complicados, muy meditados, y con la prioridad clara de mantener los servicios fundamentales que para el actual equipo de Gobierno son, sobretodo, los servicios sociales. Ha sido un trabajo de coordinación exhaustiva entre las diferentes áreas que ha consolidado la relación entre los diversos grupos del equipo de gobierno”.

El principal ajuste se ha realizado en el Capítulo 2, el gasto corriente, que será un 17% inferior al del último presupuesto ya que pasa de 9, 5 millones a un total de 7, 8 millones este año. Para lograr esta rebaja de gasto se han adoptado medidas como negociar una rebaja con la contrata de recogida de basura y limpieza viaria.

Se ha reducido también el presupuesto de Fallas y Fiestas, las partidas de vestuario de Policía Local, Protección Civil y personal de vías públicas así como el coste de la recogida de enseres. La nueva contrata por retirada de vehículos de las vías públicas será sensiblemente inferior a la actual y se reduce el gasto en limpieza de edificios.

Otras medidas adoptadas para ajustar el gasto corriente han sido reducir gasto en telefonía, gasto en material de oficina y reducir los gastos protocolarios y de representación. Todas las partidas han sufrido un exhaustivo control y revisión para lograr reducir el gasto de forma considerable, de forma que los servicios prioritarios para la sociedad y que son básicamente coberturas sociales, no se vean afectados.

El Capítulo 4 de transferencias también ha descendido especialmente por el ajuste en las subvenciones a entidades del municipio y a la financiación de las entidades y organismos dependientes del Ayuntamiento.

García: “el presupuestos es muy social en lo necesario”

El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Burjassot, Rafa García, ha destacado que el martes se aprobará en el pleno “un presupuesto que estará marcado por la austeridad y por los recortes en muchas partidas pero con una importante apuesta por la vertiente social” ya que “pese a los ajustes del gasto por la merma de ingresos mantenemos una cobertura social mucho mayor que en otras localidades, que consideramos prioritaria para los ciudadanos”.

“Nuestro objetivo es controlar el déficit y el gasto público, pero no vamos a realizar recortes indiscriminados y lineales por el hecho de recortar, creemos que gobernando y administrando con coherencia podemos seguir asumiendo lo servicios que prestamos, y para eso, se han estudiado las necesidades y se ha reducido en aquello que es prescindible, para mantener lo necesario y básico”, apunta García.

El responsable socialista ha indicado que “en el escenario económico actual que nos movemos hemos tenido que priorizar y lo hemos hecho en una doble línea: la que afecta al personal y la que afecta al gasto destinado a las personas”. Así, ha indicado que “hemos apostado por lo más necesario que entendemos que en estos momentos es garantizar los máximos servicios a colectivos con necesidades especiales y los puestos de trabajo de los empleados municipales”.

“Como socialistas tenemos la obligación de dar a nuestros vecinos atención y ayuda en un momento en el que el PP, allí donde gobierna, trabaja para sacar del sistema a quienes más lo necesitan”, ha indicado, para añadir que “nosotros, pese a nuestra limitada capacidad como Ayuntamiento, no vamos a dejar a nadie fuera y vamos a seguir trabajando para lograr la cohesión social, para dar respuestas en donde otros están quitando soluciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here