Burjassot prepara un Plan de Austeridad con la rebaja de los sueldos del Gobierno y la subida del IBI

0
20

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burjassot prepara un Plan de Austeridad que presentará en un mes para paliar los efectos que la crisis económica está teniendo sobre las arcas municipales. Además de la rebaja del sueldo de los miembros del tripartito, en el Plan se ha incluido la actualización de tres impuestos municipales que estaban congelados desde 2006, entre ellos, el IBI.
Así, la contribución, el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica y el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana sufrirán un incremento, aprobado en el último pleno, como consecuencia de la actualización del IPC acumulado desde 2006.

Con la suma de acciones y medidas que esta estrategia municipal de ahorro engloba, el Ayuntamiento prevé “aligerar la actual situación económica, garantizar las prestaciones sociales básicas, acelerar el pago al conjunto de proveedores municipales, así como contribuir a la agilización del desarrollo económico del municipio, en términos generales”.

Progresivamente, y enmarcadas en los objetivos finales de este Plan de Austeridad
Municipal, el Ayuntamiento ya ha llevado a término diferentes medidas de ahorro, como la supresión de las calderas del 9 d’Octubre y la suspensión del pago de medicamentos retirados de la lista de la Seguridad Social, una medida con la que el Consistorio ahorrará cerca de 80.000 euros. Ambas, medidas de carácter temporal como todas las que incluirá este plan, según aseguran desde el equipo de Gobierno.

También está previsto, en el mismo plan, la bajada de sueldos de los miembros del equipo de Gobierno.

Asimismo, tal y como se informó en la sesión plenaria, el Plan de Austeridad tendrá la participación activa de los colectivos sociales de Burjassot, ya que está previsto su participación en el mismo, mediante consulta y reuniones para poner en conocimiento las acciones y recabar ideas y opiniones al respecto.

Para garantizar servicios sociales

Por su parte, el portavoz del grupo municipal socialista, Rafa García, ha resaltado que “el Plan de Austeridad permitirá garantizar la continuidad de las políticas dirigidas a las personas que más lo necesitan”.

El objetivo del plan es, ha argumentado, “racionalizar los recursos municipales para reactivar la economía local, dar cobertura a los pagos a proveedores y mantener los servicios básicos de atención al ciudadano”.

García ha indicado que “afrontamos un momento en el que debemos decidir el modelo de ciudad que queremos y nuestro modelo es ante todo el de mantener los servicios básicos de atención al ciudadanía” porque, ha recordado, “nuestra posición es firme: no vamos a renunciar a las políticas sociales ni a la inversión en quienes lo necesitan”.

El responsable socialista ha indicado que en ese plan de eficiencia de recursos se incluye también la medida aprobada en el último pleno para “actualizar el Impuesto de Bienes Inmuebles, el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica y el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, que estaban congelados desde 2006, y a los que se aplicará el incremento del IPC acumulado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here