Burjassot no adelantará más la Renta Garantizada de Ciudadanía que debe pagar la Generalitat

0
106

El Ayuntamiento de Burjassot dejará de ser institución colaboradora en la Renta Garantizada de Ciudadanía, una prestación que otorga la Generalitat y que el Consistorio se encargaba de tramitar y de abonar a los vecinos para recibir después el dinero desde el Gobierno autonómico. Sin embargo, ante el reiterado retraso de la Generalitat en el pago, el Ayuntamiento ha decidido denunciar el convenio y dejar de ser entidad colaboradora.
Durante el año 2011, la Generalitat había pagado con cierta regularidad al Ayuntamiento el dinero que este adelantaba a los vecinos por el concepto de la Renta Garantizada de Ciudadanía. Sin embargo, durante todo el año 2012, la Generalitat no ingresó ni un euro al Consistorio por este concepto que, en total, tuvo que adelantar cerca de 300.000 euros.

Incapaz de asumir ese gasto impropio y atender al tiempo las obligaciones económicas del Ayuntamiento, el equipo de Gobierno decidió proponer al pleno la denuncia del convenio con la Generalitat. En el debate plenario, el grupo del PP votó en contra al entender que el Consistorio sí podía asumir un gasto de 300.000 euros anuales para algo “tan necesario” como es esta prestación económica que es el único ingreso de muchas familias.

Pese a la oposición de los populares, los votos a favor del PSPV, Bloc-Compromís y EU permitieron sacar la propuesta adelante por lo que, a partir de ahora, los vecinos deberán tratar directamente con la Generalitat las cuestiones relativas a la Renta Garantizada de Ciudadanía.

Obras de drenaje y canon de alcantarillado

Por otra parte, en el pleno ordinario del mes de marzo, también se aprobó, con la abstención del PP, el proyecto de obras de mejora del drenaje en Burjassot para incrementar la capacidad de captación de aguas de pluviales. Se trata de una obra con un presupuesto cercano a los 700.000 euros que el Ayuntamiento pretende costear con una suerte de canon de alcantarillado que pagarán todos los vecinos y que ascenderá, según el concejal delegado, a tres euros en un año.

Las obras pretenden paliar las inundaciones que sufre el municipio en episodios de fuertes lluvias aunque, según advirtió el alcalde, Jordi Sebastià, a pesar de realizar esta obra, las consecuencias de lluvias torrenciales como la del pasado 28 de septiembre seguirán siendo graves.

El concejal delegado, José Blanco, explicó que es una obra que van a pagar todos los vecinos, ya que el canon de alcantarillado que cobra la empresa suministradora de agua se destina al mantenimiento cotidiano de la red y esta es una obra extraordinaria. Sin embargo, añadió que cada vecino pagará unos tres euros y será una actuación que podrán apreciar en la mejora de la calidad de vida.

Por su parte, el Centro Democrático Liberal (CDL) se ha mostrado en contra de la aplicación de nuevas tasas y de la “indiscriminada subida de impuestos con la que nos está asfixiando el tripartito del gobierno municipal”. Para la formación política, la gestión del Ayuntamiento durante los últimos años ha llevado al municipio a la ruina y los ciudadanos “no pueden seguir aguantando el peso de una política tan desastrosa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here