Burjassot celebrará el pleno para aprobar los créditos ICO en un hospital para que una edil ingresada pueda votar

0
80

El Ayuntamiento de Burjassot va a celebrar un pleno extraordinario en el Hospital 9 d’Octubre de Valencia donde está ingresada una de las ediles del equipo de Gobierno, Olga Camps, tras dar a luz. El voto de Camps es crucial para poder aprobar la solicitud del crédito ICO para el pago a proveedores ya que en el pleno de hoy el PP, en la oposición, ha mostrado su intención de abstenerse, lo que hubiera impedido la aprobación del punto.
Así, el alcalde, Jordi Sebastià, ha retirado el punto del orden del día y ha convocado otro pleno extraordinario y urgente para el martes a las 17.30 horas en el Hospital 9 d’Octubre para su aprobación pues la fecha tope de aprobación de este punto por parte del Gobierno central en los plenarios municipales es precisamente mañana.

La ausencia de Camps en el pleno del lunes, después de ponerse de parto el mismo día en el propio Ayuntamiento, ha mermado la mayoría absoluta del tripartito en el plenario lo que le impedía aprobar el punto si los diez concejales del PP se abstenían en la votación.

Pese a las reiteradas peticiones del responsable de Hacienda y portavoz del Bloc, Emili Altur, y del portavoz socialista y primer teniente de alcalde, Rafa García, a la portavoz del PP, Cristina Subiela, apelando a la responsabilidad institucional para que cambiaran el sentido de voto por las circunstancias extraordinarias que concurrían en el pleno, el PP ha mantenido su abstención y se ha negado a un cambio del sentido de voto de esta medida impulsada por el Gobierno central.

Sebastià ha explicado que “sin esa mayoría absoluta no se puede aprobar un punto vital para la subsistencia del Ayuntamiento de Burjassot, ya que de no aprobarse la operación de endeudamiento de los créditos ICO, el Ayuntamiento dejaría de percibir el dinero que mensualmente ingresa el Estado, y se vería abocado prácticamente a la intervención estatal”.

Según ha informado el Ayuntamiento, en caso de no tener estos ingresos, peligraría el pago de las nóminas de los trabajadores tanto del Instituto Municipal de Cultura y Juventud como de CEMEF, ya que son prioritarias las nóminas de los trabajadores del Ayuntamiento acorde a la legislación vigente, “y dejarían de prestarse muchos de los servicios actuales, puesto que el Estado pasaría a dejar de ingresar las cantidades mensuales para hacer frente con ese dinero al pago a los proveedores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here