Burjassot advierte que no se planteará bajar los impuestos hasta alcanzar el equilibrio presupuestario

0
35

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Burjassot y portavoz del Bloc, Emili Altur, ha reconocido que el equipo de Gobierno no se planteará bajar los impuestos, actualizados este 2012, hasta que las cuentas municipales no alcancen el equilibrio presupuestario. Un objetivo que no se prevé conseguir hasta el año 2014, como mínimo.
Así lo explicó en la sesión plenaria del mes de abril en el debate al respecto de los Presupuestos del Ayuntamiento para 2012. Unos presupuestos que se reducen en un 14% respecto a las de 2010, las últimas aprobadas.

Para este ejercicio, el equipo de Gobierno tripartito de Burjassot ha subido diversos impuestos y tasas el equivalente al IPC acumulado desde 2007 ya que, desde entonces, no se habían actualizado. La medida se ha concretado en un incremento del 9, 9% en el caso del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

Además, la falta de liquidez llevó al Consistroio a adelantar el calendario fiscal y abrir el plazo de pago voluntario de impuestos en marzo lo que, para el único grupo de la oposición, el PP, aumenta aún más la presión fiscal sobre los vecinos.

A ello también respondió Altur y apuntó quel a idea del Gobierno municipal es recuperar el antiguo calendario fiscal para el próximo años una vez superados los problemas de tesorería.

La rebaja de los impuestos tendrá que esperar, al menos, hasta 2014 que es cuando está previsto conseguir el equilibrio presupuestario según se establece en el Plan Económico Financiero que también se aprobó en el pleno ordinario del mes de abril.

Reducción de despidos

Finalmente, el presupuesto se aprobó con los votos a favor del tripartito y en contra del PP quien argumentó que el descenso en el gasto había recaído “excesivamente” en los trabajadores y en los vecinos. En ese sentido, el día anterior al pleno, el presupuesto incluía la no renovación de seis empleados municipales, finalmente, según explicó Altur, van a ser cinco.

Según el concejal de Hacienda, la idea inicial era no renovar a seis personas que trabajan en el Ayuntamiento, otras tres del Instituto Municipal de Cultura y Juventud y otra de la empresa pública CEMEF. Finalmente, se ha conseguido reducir a dos personas en el Ayuntamiento y evitar la no renovación del empleado de CEMEF.

Altur aseguró, además, que se intentará “por todos los medios” que tampoco se tenga que despedir a las dos personas del Ayuntamiento y, al respecto, señaló que seguirá estudiando pormenorizadamente las propuestas e ideas que lleguen para reducir el presupuesto sin necesidad de modificar la plantilla municipal y sin menoscabar los servicios que presta Burjassot a sus vecinos y que cifró en “más de 40 líneas de actuación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here