‘Burjabike’ permitirá el ahorro de hasta 55.000 litros de gasolina al año

0
65


Diez euros de fianza y una tarjeta ‘chip’ personal son los dos únicos requisitos para acceder a una de las cien bicicletas repartidas por la ciudad. A partir de ahí, el usuario dispone de dos horas de uso libre de la misma, que deberá ser devuelta en cualquiera de los cuatro puntos habilitados al efecto a lo largo de Burjassot.

El proyecto ha contado con una inversión total para su puesta en marcha de 155.000 euros, de los que cerca del 85 por ciento, unos 126.000, han sido subvencionados por la Agencia Valenciana de la Energía (AVEN), según ha señalado a Hortanoticias el propio Cejalvo tras inaugurar uno de los puntos de alquiler, situado en las inmediaciones de la estación de metro de Burjassot-Godella.

El director general de Energía ha destacado que este “sistema alternativo de movilidad sostenible” que a partir de hoy está a disposición de los habitantes de Burjassot podría significar, si se cumplen las previsiones, el ahorro de 155.000 litros de gasolina al año y de 140 toneladas de CO2 que dejarán de emitirse “gracias a que los ciudadanos usarán la bicicleta”.

“Por tanto, es un proyecto que tiene indudables ventajas desde el punto de vista energético y ambiental”, ha concluido Cejalvo, que ha manifestado que ya son 27 municipios de la Comunitat los que cuentan con un sistema de alquiler público de bicicletas.

Desplazamientos “más rápidos” y sin problemas de aparcamiento

Por su parte, Chavarrías ha mostrado su total confianza en el éxito de ‘Burjabike’, que se verá beneficiado por el propio diseño del municipio. Así, ha explicado que Burjassot es una ciudad con una gran densidad de población que concentra a 40.000 habitantes en un término muy reducido que hace que los desplazamientos a pie sean muy cortos.

“A veces, a la gente le da pereza y, aún así, coge el coche, pero la bicicleta hará los desplazamientos más rápidos porque elimina el problema del aparcamiento”, ha subrayado el primer edil, que ha aseverado que a partir de ahora “no hace falta para nada coger el coche en Burjassot”.

Asimismo, ha recordado que el municipio “alberga el segundo mayor campus universitario de Valencia”, lo que provocará un aumento de la demanda del servicio.

Un servicio que “hay que cuidar”

El alcalde ha manifestado que la principal preocupación de un Consistorio a la hora de poner en marcha este servicio es “el uso que se dé a las bicis y el vandalismo que pueda haber en algunos sitios”, aunque ha mostrado su confianza en los ciudadanos de Burjassot, gente “madura, servicial y que va a ocuparse no solamente de tratarlo bien, sino de hacer un poco de agente de la autoridad y que nadie lo maltrate”.

“Al fin y al cabo es un servicio para la gente del pueblo y los primeros que tenemos que cuidarlo somos los ciudadanos”, ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here