Bielsa: “Si la Conselleria de Sanidad es un problema para Mislata, Mislata será un problema político para la Conselleria y económico para la concesión de Manises”

0
22

El nuevo alcalde de Mislata, el socialista Carlos Fernández Bielsa, se convirtió en una de las sorpresas de las pasadas Elecciones municipales al contrarrestas el efecto ‘Zapatero’ y conseguir una mayoría absoluta desbancando al PP del Gobierno municipal.En una entrevista a Hortanoticias que se puede ver en nuestro canal de Yotube Bielsa afirma enfrentarse a una legislatura difícil económicamente hablando en la que se ha marcado como prioridad la creación de empleo y el saneamiento de las cuentas municipales.
Pregunta: ¿Cómo se encontraron la situación económica del Ayuntamiento cuando accedieron al Gobierno?

Respuesta: La situación económica del Ayuntamiento es complicada. Vamos a tener que trabajar intensamente en sanear la economía municipal después de una etapa de grandes fastos y derroche permanente de recursos. Vamos a planificar a conciencia los gastos porque los ciudadanos no tienen por qué pagar los despropósitos del PP. La situación es grave pero solucionable. Para ello, Mislata va a tener un gobierno austero, responsable, con capacidad para ahorrar y para invertir en aquello que es necesario con el único objetivo de que los ciudadanos vivan mejor.

P: Y, para ello, ¿se plantean medidas impopulares, recortes o subidas de impuestos?

R: Tengo que recordar que el PP aprobó siete planes de saneamiento y no cumplió ninguno. Cada año, cada presupuesto, no solo gastaba más de lo que ingresaba, a pesar de lo que cuentan, sino que además incumplían los planes de saneamiento. Hicieron una política trasnochada, a salto de mata, donde no importaba lo que costaran las cosas, solo importaba gastar más. La situación actual es producto de una política ineficaz, ineficiente y que solamente beneficiaba a unos pocos en lugar de a la gran mayoría. Esta situación ha empezado a cambiar y vamos a planificar una serie de ajustes importantes, de gasto corriente que, en definitiva, lo que va a provocar es que se pueda invertir realmente en lo que sea necesario y prioritario. El objetivo fundamental es no subir los impuestos a los ciudadanos porque, insisto, no tienen que pagar la herencia de un PP que ha hecho mucho daño a al economía de esta ciudad y de todos los ciudadanos. Esos ajustes, que van a ser importantes, no afectará al bienestar de los ciudadanos.

P: No habrá subidas de impuestos pero ¿habrá recorte de personal laboral o de funcionarios?

R: Está en estudio pero no descarto cualquier tipo de medida después de conocer la gravísima situación que tenemos en el Ayuntamiento de Mislata. Cuanto accedí a esta Alcaldía no había dinero ni si quiera para pagar los sueldos de los funcionarios.

P: Con esa austeridad que proclama en el punto de mira, ¿qué proyectos o infraestructuras siguen siendo irrenunciables para esta legislatura a pesar de todo?

R: Una ciudad con 45.000 habitantes necesita de infraestructuras básicas para consolidar el futuro de nuestra ciudad. No solamente me refiero a la residencia de la tercera edad, por ejemplo, sino que es importante que los ciudadanos tengan una ciudad más habitable, más moderna y más próspera, para mirar a un futuro diferente al que veían con el PP. Esa etapa era en blanco y negro y queremos convertir Mislata en una ciudad en color, con vitalidad, con entusiasmo, donde a la gente le apetezca salir a pasear, con infraestructuras básicas como la residencia y acabar con 50 años de división gracias a la nueva infraestructura que va a hacer posible unir el núcleo urbano con la avenida de la Paz para que los ciudadanos tengan los mismos servicios y exista una igualdad real de oportunidades; y otras muchas más que figuran en nuestro programa electoral y que, evidentemente, es nuestra preocupación y va a ser nuestra preocupación durante toda la legislatura.

P: Tras conocer las cuentas reales del Consistorio, ¿se verá obligado a retrasar alguno de los proyectos de su programa electoral?

R: Evidentemente la situación económica que nos hemos encontrado va a retrasar algunos de los proyectos por una sencilla razón: porque un gobierno tiene que planificar, organizar, reestructurar para ser más eficientes y productivos y que, al final, los ciudadanos tengan un ayuntamiento capaz de liderar el futuro y con capacidad de generar nuevos proyectos y nuevas oportunidades.

P: Imagino que otra de las prioridades de su Gobierno será la creación de empleo, ¿qué políticas de empleo va a desarrollar el Ayuntamiento de Mislata?

R: El empleo es nuestra prioridad. Si, a pesar de las dificultades y de la herencia, conseguimos generar aunque sean cinco puestos de trabajo para que cinco familias puedan vivir mejor, será todo un reto. Vamos a recuperar servicios públicos que se privatizaron en la etapa anterior para poner a disposición de los ciudadanos empleo, especialmente, para los jóvenes y para las personas que ya no tienen ninguna prestación. También estamos trabajando en una bolsa de empleo que verá la luz a principios de octubre.

P: Uno de los temas clave en campaña electoral fue el de los aparcamientos de Lubasa, ¿qué solución va a proponer?

R: La solución ya está. Es verdad que los errores del PP, con una política absolutamente fracasada en materia de aparcamientos, nos han obligado a tomar una determinación concreta por una serie de dificultades legales. Pero el objetivo es claro y coincide con los intereses de los ciudadanos: poner casi 1.500 plazas a disposición de los vecinos en régimen de alquiler, porque hoy en día no hay facilidades para adquirir un préstamo bancario para comprar una plaza aparcamiento. Considero que no era de recibo que hubiera 1.500 plazas vacías y 1.500 coches en la calle provocando colapso de tráfico y de aparcamiento. Las plazas se van a alquilar, es verdad que más tarde de lo que estaba previsto, pero se van a alquilar muy a pesar de algunos. Será un servicio con un coste asumible por todos.

P: Otra de las cuestiones clave en campaña fue el tema de la sanidad, siendo una cuestión autonómica, ¿qué puede hacer el Ayuntamiento que no hizo el anterior equipo de Gobierno?

R: Lo que el Ayuntamiento puede hacer es exigir a la Conselleria de Sanidad las inversiones prometidas, que cumplan lo que prometieron. Mislata tiene una infraestructura que es el hospital Militar que en estos momentos se está desmantelando y queremos que allí haya un hospital de referencia para los ciudadanos como prometió el ex president de la Generalitat, Francisco Camps, a los ciudadanos. En estos primeros cien días de gobierno me he reunido con el conseller para decirle que esta situación no puede esperar, que queremos propuestas, medidas y hechos concretos y no más promesas. Queremos la salida del área de Manises porque ha supuesto un retroceso sanitario para los ciudadanos y no vamos a parar en esa insistencia hasta que el Hospital Militar sea un verdadero hospital. Y añado que si la Conselleria de Sanidad es, como está siendo, un problema en materia sanitaria para los ciudadanos, advierto de que los ciudadanos y este Ayuntamiento serán un problema político para la Conselleria de Sanidad y, evidentemente, económico para la concesión de Manises.

P: El PP ha reconocido que estos dos temas han declinado la balanza electoral hacia el PSPV, ¿cuál es su opinión?

R: Ha perdido por muchas cosas además de por eso, debería de haber hecho un análisis más completo. Me da la sensación de que el PP perdió el norte hace muchos años. Lo que tiene que hacer es andar mucho por la calle, hablar con los ciudadanos, saber lo que quieren. Ellos no salían, estaban aquí, sin hacer nada, beneficiando a unos pocos. Ese fue su primer error. En segundo lugar, cabe recordar que subieron brutalmente los impuestos en el momento que peor lo estaban pasando los ciudadanos. Aún así, gastaron sin control. No es la política que querían los ciudadanos para su vida, para su día a día en su pueblo. No cumplieron ni el 40% de su programa electoral. Sin los 12 millones del Plan E no hubieran podido ni reurbanizar las calles Despilfarraban recursos diariamente sin ningún tipo de planificación. Además, era un partido dividido, con grupos de poder, clanes, un alcalde que no pintaba nada, sin un gobierno fuerte, responsable, coherente, con capacidad de mirar al futuro…

P: Y mirando al futuro, en esta legislatura que ahora empieza parece que la participación ciudadana será una cuestión a tener muy en cuenta después de movimientos como el del 15M. Desde el Ayuntamiento, ¿se propone alguna medida para incrementar esa interlocución con los vecinos?

R: Nuestro gobierno es el de la participación ciudadana. Con eso lo digo todo. Es el gobierno que no va a hacer nada de lo que no quieran los ciudadanos, que va a planificar, a preguntar, que quiere que los ciudadanos vivan mejor. Hay una Concejalía de Participación Ciudadana en diálogo constante con las AAVV, asociaciones que viven el día a día de sus barrios y que saben cuáles son los problemas diarios de los ciudadanos. Hay que apoyar la participación porque sin ella, un gobierno siempre es peor. Con respecto al 15M, tienen buenas ideas, buenos proyectos y tienen, en cierta manera, buena sintonía con este gobierno porque lo que queremos es ahorrar, ser austeros, planificar, organizar mejor. Con respecto al 15M de Mislata, estoy abierto a todo tipo de opiniones, de propuestas, porque, evidentemente, comparto casi en su totalidad lo que reivindican y defienden diariamente.

P: Otro de los temas que se está hablando mucho actualmente es la cuestión de la organización de la administración pública, las duplicidades… ¿Cuál es su opinión respecto al papel de las diputaciones provinciales?

R: Que desaparezcan. Las diputaciones provinciales a día de hoy no sirven para nada. Bueno, sí, para una cosa, que se lo pregunten al anterior alcalde de Mislata. Sólo para eso. Por tanto, si supone ahorrar en beneficio de los ciudadanos de cada municipio, adelante. Igual que deben desaparecer un montón de empresas públicas que solo sirven como agencias de colocación, que tienen un gasto desorbitado, que cuestan 2.000 millones al erario público. Fíjense cuánto empleo se podría crear con ese dinero. Si no sirven para generar oportunidades para los ciudadanos y solo sirven para hacer lo que anteriormente he dicho, que desaparezcan, no tienen razón de ser.

P: ¿Y qué pasa con los municipios más pequeños?

R: Puede haber un consejo de alcaldes perfectamente, que se reúnan que planifiquen la política de los ayuntamientos de la provincia de Valencia para ayudar a los más pequeños, pero que sirvan para algo, que creen empleo, que hagan políticas de austeridad. Sólo sé para qué sirve la Diputación con respecto a Mislata, el ex alcalde lo sabe bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here