Ayuntamiento y Conselleria buscan otra ubicación para los niños mientras se realizan las obras en el San Juan de Ribera

0
73

El alcalde de Burjassot, Jordi Sebastià, se ha reunido esta mañana con el secretario autonómico de Educación, Rafael Carbonell, para decidir qué sucederá con los alumnos del CEIP San Juan de Ribera. En un principio, parece claro que la línea en castellano iniciará las clases en el CEIP Villar Palasí, donde se instalarán aulas prefabricadas y se realizarán obras en la actual biblioteca para no entorpecer excesivamente el inicio del curso en el centro.

Conselleria realizará obras integrales en el San Juan de Ribera.
Conselleria realizará una rehabilitación integral en el San Juan de Ribera.

Por otra parte la línea en valenciano iniciará el curso en el San Juan de Ribera, donde la conselleria de Educación ha solicitado la ubicación de un aula prefabricada para dar cabida así a la totalidad de la línea en valenciano.

Si bien, durante la reunión todas las partes se han mostrado de acuerdo en que los menores no estudien en el centro mientras se acometen las obras de rehabilitación integral, por lo que se han planteado varias alternativas para ubicarlos una vez comiencen las mismas.

Entre las diferentes opciones barajadas para instalar a los niños, se ha planteado la posibilidad de trasladar la línea en valenciano cuando comiencen las obras al edificio Ausiàs March, que se ha visitado junto al responsable de la Conselleria.

Este edificio no es del Ayuntamiento de Burjassot en estos momentos, ya que existen problemas burocráticos entre Consellerias que impiden la entrega del mismo. En este sentido, Educación han planteado la posibilidad de acelerar o esclarecer estos problemas para que se pueda ceder el edificio al Consistorio, y éste se ha comprometido a cederlo para el colegio en vez de destinarlo al uso que tenía planteado y así que pueda estar toda la línea de valenciano junta.

Por último, las aulas ubicadas en Virgen de los Desamparados continuarán en este centro.

Además, en la reunión se ha presentado un documento de base por parte del Equipo de Gobierno de Burjassot con una serie de compromisos por ambas partes que se han estudiado y que se deberán confirmar con la posterior firma de un documento final.

Por parte del equipo de gobierno municipal se ha trasladado a la Conselleria que la opción de dividir a los niños no es la opción que satisface al Ayuntamiento.

Si bien, han aceptado la propuesta siempre y cuando se tratara de una solución solo para el curso 2013-2014, comprometiéndose la Conselleria por escrito a reunir de nuevo a la comunidad educativa al siguiente curso en un edificio rehabilitado íntegramente y con el aulario nuevo construido.

 Durante la reunión también se ha acordado que cuando todos los detalles estén cerrados se firmará un documento que garantice la temporalidad de esta medida y que el curso 2014-2015 todos los niños y niñas del colegio estudiarán juntos en su centro escolar.

El compromiso de la Conselleria es que en un plazo de 15 días remitirán al Ayuntamiento de Burjassot un proyecto de rehabilitación integral de la zona más antigua del colegio que según ellos incluirá propuestas técnicas muy profundas para que informen lo técnicos municipales y así poder empezar la rehabilitación cuanto antes.

A ello se sumará  la aceleración del desbloqueo de la situación del edificio de Ausiàs March para poder ubicar en estas instalaciones a la línea en valenciano.

El Ayuntamiento por su parte se ha comprometido a derribar el edificio anexo al San Juan de Ribera y allanar el espacio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here