AVM decidirá en menos de 3 semanas sobre la petición de cambio de zona tarifaria de Picassent tras hablar con FGV

0
59

Si hace dos meses fue en la sede de Ferrocarriles de la Generalitat Valenciana donde Compromís, PP y PSPV de Picassent, manifestaron su queja por la reducción horaria de metro y reclamaron “un servicio de transporte digno para el vecindario”, ahora han sido en las dependencias de la Agencia Valenciana de Movilidad dónde los partidos políticos locales han solicitado a la directora, Mar Martínez, que Picassent forme parte de la Zona B, y no de la C como está en la actualidad.
En un informe argumentado y comparado con otras poblaciones e incluso de menor distancia que Picassent y que tienen la zona B, los portavoces y la alcaldesa han planteado a la Agencia que estudie la cuestión y que incluya al municipio en la zona que realmente le corresponde.

En la reunión, la directora Mar Martínez ha reconocido que efectivamente hay una serie de criterios por los cuales Picassent está en la zona C, pero muy “al límite”. Además, ha reconocido que mantendrá una conversación con FGV para tratar este tema que “supone también una cuestión económica para analizar”, puesto que, según la directora, “no es el momento porque se ingresa menos dinero”.

Los tres grupos políticos han coincidido en sus declaraciones en la defensa del transporte público y han pedido un esfuerzo para, al menos, “abaratar el coste del metro, puesto que tenemos menos frecuencia que antes”, manifestaba Carmen Primo, del PP. Por su parte, Artur Hernàndez del grupo Compromís, ha señalado que es ya una decisión política más que técnica y ha incidido en que “ahora que sufrimos por la economía debemos pensar en la gente que coge el metro. Ellos piensan en su empresa y nosotros pensamos más en las personas”.

La alcaldesa, junto con la concejala, también del PSPV-PSOE, Lola Albert, creen que tras la exposición realizada, “no tienen razones de peso para decir no a nuestras demandas y que Picassent no pueda estar incluido en la zona B”, Conxa García añadía más: “Son 300.000 usuarios los que cogen anualmente el metro y se desplazan mayoritariamente hacia Torrent y a Valencia. Si estuviéramos en la zona que nos corresponde, de un billete se ahorrarían 40 céntimos y de un bono de 10 viajes, más de tres euros”.

Al acabar la reunión, la directora de la Agencia Valenciana de Movilidad se ha comprometido a estudiar la propuesta y a volver a encontrarse, de nuevo, en un tiempo máximo de tres semanas. “Esperamos que lo miren con buenos ojos”, ha concluido la alcaldesa García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here