Anna Montañana colabora con 13 puntos y 4 rebotes en la victoria española ante Alemania (79-69) en el debut en el campeonato de Europa

0
36

La selección española femenina de baloncesto se estrenó con una victoria, ante Alemania por 79-69, en el campeonato de Europa de Polonia. La ala-pivot de Alboraya, Anna Montañana, salió en el quintento inicial, anotó 13 puntos y capturó 4 rebotes en los 30 minutos que disputó en el arranque español del Europeo.
La dirección de Elisa Aguilar (17 puntos, 2 asistencias), la calidad de Alba Torrens (18 puntos, 4 asistencias), la casta de Valdemoro (16 puntos, 5 rebotes pese a jugar lesionada) y la versatilidad de Montañana (13 puntos, 4 rebotes) fueron los puntos de referencia de una selección española que agradeció la solidez que aporta Sancho Lyttle en la pintura. La jugadoras recién llegada de WNBA se integró a la perfección con sus compañeras y sus recuperaciones defensivas dieron un extra de tensión a un equipo que aumenta sus prestaciones cuando puede correr. Pese al gran acierto alemán desde el perímetro las jugadoras que dirige José Ignacio Hernández mantuvieron la cabeza fría para no pasar apuros y evitar un final a cara o cruz gracias a los diez puntos de ventaja con los que cerró su encuentro de debut (79-69)

Defensa y velocidad: la mejor manera de comenzar un Europeo (21-12)
Los tres primeros ataques de España terminaron dentro del aro alemán. Cinco puntos de Montañana y una entrada de Silvia Domínguez colocaron muy pronto un 7-0 a favor de los de José Ignacio Hernández. No parece que haya mejor forma de empezar el partido inaugural de un Europeo. España dejó claro desde el primer momento su estilo de juego: defensa agresiva, buscando líneas de pase, … y ataques rápidos con gran protagonismo de la línea exterior. Alemania no huía de este ritmo alto pero sus errores eran más frecuentes. La entrada de Amaya Valdemoro (dos triples casi consecutivos) amplió la ventaja hasta el 21-12 con el que acabó el cuarto.

Llega el momento de controlar el partido (18-15) 39-27
Si Silvia Domínguez fue la encargada de poner un ritmo alto al encuentro, su sustituta, Elisa Aguilar, dio un recital de dirección de juego. Anotando desde los 6, 75, penetrando, buscando a Sancho Lyttle en la pintura, … el partido parecía controlado por la madrileña. El Plan B de la Selección Española también funcionaba y un equipo más rodado como Alemania (que llegaba de arrasar en la Fase de Clasificación) no conseguía estrechar el marcador. Además José Ignacio Hernández podía rotar el banquillo: si en el primer cuarto utilizó ya a diez jugadoras, a mediados del segundo cuarto, con la entrada de Laura Nicholls, las doce habían pisado el parqué.

…y el de saber salir de las dificultades (19-22 ) 58-49
El juego anárquico de las alemanas complicó en este tercer cuarto el juego español. Los triples germanos que antes no tocaban ni el aro, entraban uno tras otro en el aro español. Rommy Bar hacía daño a la defensa y Alemania se colocaba a tres puntos (45-42), el primer momento de tensión del partido. Fue cuando surgió la reacción española. Primero un triple de Amaya, luego una canasta en estático de Elisa Aguilar y finalmente con un contraataque de Alba Torrens. Un 7-0 que dejaba la ventaja española de nuevo a los diez puntos. Sólo un triple en la última posesión germana les dio la victoria parcial en el cuarto.

Cerando el partido con las titulares en cancha (21-20 ) 79-69
Faltaba rematar el partido, pero era complicado porque Alemania era capaz de enlazar buenas rachas anotadoras en pocos minutos. Hernández sacó el quinteto que mejor estaba funcionando: Aguilar-Valdemoro-Torrens-Montañana-Lyttle. Mención aparte para la nueva jugadora del Ros Casares, con una impresionante capacidad de adaptación (recién llegada desde la WNBA) y un compromiso evidente para, si no está acertada en ataque trabajar en defensa. La calidad de las españolas y una técnica al banquillo alemán sentenció el primer triunfo para España en este Europeo de Polonia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here